El candidato uribista para las elecciones presidenciales del próximo año en Colombia, Iván Duque, advirtió que de llegar al poder “los líderes de las FARC perderán todos sus beneficios en caso de que se encuentren armas y dineros escondidos que no hayan sido entregados para su destrucción o reparación de las víctimas”.

El expresidente Álvaro Uribe, enconado opositor del mandatario Juan Manuel Santos y del histórico acuerdo de paz firmado con las las FARC, presentó anoche oficialmente al senador Duque como el candidato de su partido, el Centro Democrático, para las elecciones que se celebrarán el 27 de mayo de 2018.

Para escoger a su candidato, el Centro Democrático hizo una encuesta, en las que Duque resultó favorito entre los cinco aspirantes.

Uribe indicó que Duque debe “sacar adelante la patria” para que sea “albergue generoso” de los “hermanos venezolanos” y referente que se oponga a las “nuevas versiones” del socialismo.

Por su parte, Duque aseguró que de ser elegido gobernante, los líderes de las FARC “perderán todos los beneficios si se hallan armas y dineros escondidos que no hayan sido entregados para su destrucción o reparación de las víctimas, pues significa que han cometido un delito nuevo”.

Asimismo, anticipó que obrará conforme a la esencia del uribismo con la seguridad democrática como principal valor y advirtió que llegó el momento de “pasar las páginas de la impunidad”.

“Que el mensaje al delincuente sea el que la hace, la paga”, subrayó, según reportó la agencia de noticias EFE.

El ganador de los comicios deberá sumar la mitad más uno de los votos válidos. En caso contrario, habrá un balotaje el 17 de junio.

En las elecciones el candidato del uribismo, Oscar Zuluaga, ganó la primera vuelta, pero fue derrotado por el actual mandatario, Juan Manuel Santos, en el balotaje.

Duque se encuentra sexto en la intención de voto con 8,4 por ciento de los eventuales sufragios, según la última encuesta conocida divulgada el jueves pasado por la firma Ivamer.