Si bien la Asociación de Taximetristas Unidos de Santa Fe dejó en libertad de acción a cada chofer, no será normal el trabajo de los choferes tras el crimen ocurrido en barrio Roma. Esta mañana hubo un encuentro con el ministro de Seguridad, Maximiliano Pullaro.

Francisco Aiello (LT10)

A propósito del homicidio de un taxista en barrio Roma, desde la madrugada choferes del sector realizaron protestas en diferentes puntos de la ciudad, mientras también hubo una reunión con el ministro de Seguridad, Maximiliano Pullaro. Tras el encuentro, Francisco Aiello, presidente de la Asociación de Taximetristas Unidos de Santa Fe, sostuvo que “se sigue reclamando por los operativos, que se mantengan en el tiempo. También se avanzó porque nos reclaman que no se hacen las denuncias de los asaltos”.

En declaraciones a LT10, el representante de los choferes anunció que se establecerá una mesa interdisciplinaria con el fin de convocar a fiscales, autoridades municipales y de distintos organismos. “En este caso, la Policía actuó muy bien, detuvo a los delincuentes y hasta secuestró el arma”, destacó.

Asimismo, los taxistas plantearon la necesidad de “que se trabaje especialmente en un auto para taxis, con las medidas de seguridad que estén homologadas como corresponde. Ellos (los funcionarios provinciales) van a ver si se puede empezar a trabajar para impulsar este tipo de cuestiones ante la Nación”.

Acerca de la actividad durante la noche de hoy, Aiello aseveró: “Dejamos en libertad a todo chofer que quiera participar o no quiera trabajar. Se prestará el servicio porque es público, pero se tratará de prestarlo con la gente que esté trabajando”.

Comentarios