Del total de los casos, 32 fueron cometidos por personas del círculo íntimo de la víctima.

De las mujeres asesinadas, 22 no superaban los 34 años. La cifra surge del relevamiento de violencia de género que lleva adelante la concejal Norma López. El creciente número de casos de violencia de género contra las mujeres causa preocupación.  El creciente número de casos de violencia de género contra las mujeres causa preocupación.

La provincia de Santa Fe registró el número más alto de femicidios en diez años. En 2017, se registraron 38 casos, 16 en el departamento Rosario. De la mujeres asesinadas, 22 no superaban los 34. Los datos surgen del revelamiento que lleva adelante el equipo de violencia de género que lidera al concejal kirchnerista Norma López.

“Los números siguen siendo alarmantes y evidentemente las políticas públicas no alcanza”, aseguró López, al analizar el informe, y detalló: “El 2016 cerró con la triste y terrible cifra de 36 femicidios. El 2015 había cerrado con 31 mujeres asesinadas por la violencia machista y en 2014 habían sido 10. Es evidente el retroceso del Estado”.

“Pese a las cientos de acciones que se realizan, al movimiento de mujeres y al grito unánime de la sociedad en el #NiUnaMenos. Al momento existen tres casos no resueltos y por eso no están contabilizados”, enfatizó la edil del Frente para la Victoria, quien aseguró que las áreas oficiales a cargo de la problemática “no tienen presupuesto suficiente en ninguno de los niveles”.

“El municipio de Rosario tiene acciones que han mejorado, pero esto no significa que no sigamos teniendo grandes falencias”, aclaró López, y añadió: “De los tres niveles, es el que más miramos porque es el primero en tomar contacto con los ciudadanos, por la necesidad de ampliar los lugares de alojamiento para mujeres y niños en riesgo”.

“Esto también lo vemos en la provincia, que habla de una nómina de lugares de hospedaje, pero no los vemos. Además, la política del gobierno Nacional, como en muchas otras cosas, tiene un claro retroceso en las póliticas de género”, reflexionó la concejal, quien subrayó que en diciembre se cometieron siete femicidios; en octubre seis; en enero cuatro y en abril otros cinco, estableciendo los meses con mayores índices de violencia contra las mujeres.

“La reducción presupuestaria del gobierno nacional en todas las materias de género tiene un terrible impacto en el territorio santafesino y en Rosario particularmente”, comentó López, y destacó: “Macri sostiene una mirada machista en el acceso a derechos. En ese sentido, la organizaciones y la ciudadana independiente empezaron a interpelar de una manera más concreta y organizada”.

“El haber tenido nuevos derechos y el empoderamiento al colectivo de mujeres, con Ni Una Menos, el Encuentro Nacional de Mujeres en Rosario, y otras actividades que apuntan a tener políticas que nos resguarden, habla a las claras de lo que pedimos y queremos”, conacluyó.