Un hombre de 57 años fue condenado a tres años de prisión condicional como autor del delito de estafas con contratos de propiedad en la ciudad de Santa Fe.

El hombre, identificado como Bernardino Barrios, recibió una pena por defraudaciones por estelionato (un término judicial para definir el fraude o el engaño en los contratos) en cinco oportunidades. La sentencia fue dictada por el juez Jorge Patrizi, en el marco de un juicio en el que se abreviaron los procedimientos. La fiscal Carolina Parodi tuvo a su cargo la investigación del caso.

Los delitos fueron cometidos en Santa Fe entre 2012 y 2016, indicó el Ministerio Público de la Acusación (MPA). En todos los casos, el condenado simuló ser corredor inmobiliario o el dueño de los inmuebles, y los vendió a pesar de que eran ajenos. Las operaciones las hizo a nombre propio u ocultando que los bienes poseían gravámenes.

Cinco hechos

“El primer delito cometido por Barrios fue el 10 de mayo de 2012, cuando suscribió un boleto de compraventa en relación a un inmueble ubicado en Santo Tomé”, detalló la fiscal Parodi. En tal sentido, indicó que “respecto del mismo inmueble, los compradores engañados firmaron un segundo boleto el 24 de enero de 2013, esta vez por 20 mil pesos”.

En marzo de 2015, Barrios vendió como propia y libre de gravámenes una vivienda del plan Fonavi del Barrio Nueva Esperanza. También se comprometió a otorgar la escritura y el inmueble a los 60 días de suscripto el boleto, pero no cumplió. “El condenado había contactado a la compradora a través de un aviso publicitario publicado en un diario, y la engañó haciéndose pasar por un corredor inmobiliario”, informó la funcionaria del MPA. Apenas un mes después, Barrios simuló ser dueño de una propiedad para celebrar un boleto de compraventa. “El condenado percibió una muy importante suma de dinero por dicha operación, provocando un perjuicio económico grave al patrimonio de la víctima”, precisó la fiscal Parodi.

En junio de 2015, Barrios simuló ser agente inmobiliario y engañó al futuro comprador de una vivienda al que le pidió que abonara en concepto de reserva de una propiedad. “Como no cumplió la promesa de venta, en junio de 2016 le ofreció a la víctima otro inmueble como si fuera de él, y obtuvo una nueva suma de dinero”, detalló la funcionaria a cargo de la investigación.

El último hecho fue un año más tarde. “En junio de 2016, engañó a otra víctima y le hizo pagar en concepto de reserva por una propiedad que estaba embargada e hipotecada. Además, en octubre de ese mismo año, obtuvo una nueva suma de dinero de la misma víctima, al momento de la firma del boleto de compraventa”, añadió Parodi.

Reglas de conducta

“Además de la pena a tres años de prisión de ejecución condicional, Barrios debe fijar domicilio y cumplir reglas de buena conducta”, indicó Parodi. En caso de no respetar lo impuesto se podrá revocar la condicionalidad de la condena y el imputado deberá cumplir la totalidad de la pena de prisión impuesta en la sentencia dentro de un establecimiento carcelario”, concluyó la fiscal.

Comentarios