Así lo evaluaron desde el Centro de Industriales Panaderos de Santa Fe en función de los incrementos de las materias primas, servicios e impuestos que se podrán registrar durante 2018.

Jorge Spasitch (LT10)

A los incrementos de servicios y transporte se añaden los de alimentos. Entre ellos, el pan. Mientras en Rosario se prevé una suba del 12%, en nuestra ciudad el precio ascendería un 10%, según indicó Jorge Alberto Spasitch, presidente del Centro de Industriales Panaderos de Santa Fe.

Mientras que el año pasado, el aumento rondó el 16%. “En panaderías no clandestinas, el pan está entre 34, 36 o 38 pesos. No damos un precio fijo. Hacemos un análisis de costos. Por eso cada industria pone su propio precio”, explicó al ser consultado por LT10.

Con relación a lo que ocurrirá durante 2018, Spasitch señaló que desde la entidad que preside aún no se ha realizado un análisis en función de los costos de materias primas, servicios e impuestos. Al margen de lo cual, estimó que el precio del pan no aumentará más de un 10%.