Luego de la tragedia de Cofco, se conocieron otros casos recientes de accidentes sufridos por trabajadores. El gremio petrolero reportó un operario herido en San Lorenzo: sufrió un fuerte golpe en la cabeza y lo salvó el casco pero quedó internado. Reclaman cumplir la ley de higiene y seguridad

Luego de la explosión en la cerealera Cofco, que dejó dos trabajadores muertos y varios heridos, además de desnudar serias falencias en la seguridad de la planta, el sector gremial denunció más casos de siniestros laborales en el cordón industrial al norte de Rosario e informó de un empleado que debió ser asistido de urgencia por un fuerte golpe en la cabeza.

Esta vez, fue un operario de la petrolera Oil Combustibles, de San Lorenzo, el que recibió el impacto de un chimango –una estructura móvil de carga– que se habría soltado de una grúa, según detalló el Sindicato de Petróleo, Gas y Biocombustible del sur de Santa Fe.

El trabajador “evoluciona bien” tras el accidente, según indicó Rubén Pérez,  secretario general del gremio, y destacó que el uso de un casco protector fue clave para que el hecho no tuviera un saldo más grave.

Tras el golpe, el operario quedó tendido en el piso pidiendo ayuda, en medio de una gran pérdida de sangre, y debió ser trasladado en una ambulancia de una empresa a la que se acudió al no existir tal servicio en la planta, siempre según el parte difundido por el gremio.

El paciente quedó internado por varios días en un sanatorio céntrico de Rosario, donde se recupera favorablemente.

El hecho tomó mayor trascendencia por suceder en la misma semana que la tragedia de Cofco, la ex Nidera, planta ubicada en Puerto General San Martín, donde una fuerte explosión se cobró la vida de dos personas y dejó varias otras heridas, algunas de ellas aún hospitalizadas.

“No tiene que estar el gremio mirando todos los días”

“Para nosotros, la seguridad en una planta petrolera es condición de trabajo. El que no tenga los estándares de seguridad no puede trabajar, y aun así ocurren estos accidentes, que se van a estudiar si fueron evitables o no”, expresó Pérez.

Y agregó: “En la planta de Oil, y en las 43 empresas que tiene este sindicato, no tiene que estar el secretario general mirando todos los días lo que pasa en la empresa, para eso hay una ley de higiene y seguridad industrial que se debe aplicar, donde se forma un comité mixto integrado por trabajadores delegados y miembros de la empresa y se reúnen periódicamente y se llevan actas de todo lo que se va observando en forma mensual, de lo que va ocurriendo y de posibles problemas que puede haber en materia de seguridad”.

En ese sentido, adelantó que “ahora se va a reunir el comité de seguridad y va a evaluar porqué ocurrió y qué grado de responsabilidad tiene la empresa”.

Sobre la supuesta demora de la ambulancia en llegar al lugar, el secretario general del sindicato petrolero explicó que el vehículo “no estaba porque la refinería no tiene ambulancia, pero llegó a los 15 minutos y se asistió en todo momento al trabajador que tenía pérdida de sangre, pero que no perdió el conocimiento en ningún momento”.