Regresaba de rodar en París sólo unos días antes de Navidad, pero a mediados de diciembre dejó un triste mensaje en Twitter: “Estoy sola en vacaciones y me gustaría llamar a algún fan para levantarme el ánimo”. Olivia Nova era una novata en la industria del porno, apenas llevaba unos meses trabajando para la agencia de representación LA Direct Models, pero ya se había convertido en una estrella. El pasado domingo, la policía la encontró muerta.

Sólo tenía 20 años y es la cuarta muerte de una estrella del porno desde agosto, algo que empieza a inquietar a la industria del cine para adultos.La historia de Olivia Nova se había complicado en los últimos meses. Su primera aparición en una película de cine X fue en marzo y, apenas un mes más tarde, dos días antes de su cumpleaños, perdió a su novio, que se suicidó. “Ha sido muy repentino”, ha asegurado Derek Hay, el dueño de la agencia de management al Daily Mail, “no teníamos noticia de que tuviera ningún problema”.

Además, Hay afirma haber hablado con algunos amigos de la actriz y con la Policía: “Su muerte es un misterio. No se sospecha que se suicidara, pero tampoco parece que hubiera nadie más involucrado”. Las causas de la muerte de Olivia Nova no han trascendido, y los resultados de la autopsia no estarán antes de seis u ocho semanas.

El pasado día de Navidad, la actriz publicó un triste mensaje en su perfil de Twitter, en el que aseguraba estar pasando sola las vacaciones y sugería si podría llamar a algún fan para levantarle el ánimo. Pocos días antes, y sin que se conozcan las causas, posteaba otra publicación, en la que, sin dirigirse a nadie en particular, podría estar apuntando a un acosador. “Nunca he probado la heroína, seas quien seas”, escribía Nova. “Si consideras que soy una arruinadora de vidas, lamento que tu mente esté tan enferma”, continuaba, y explicaba: “Mi novio se suicidó dos días antes de mi cumpleaños en abril con heroína. No está bien meterse con eso… No a costa de él”.

Lo que ha hecho saltar las alarmas, es que el nombre de Olivia Nova se suma a un largo reguero de actrices porno muertas en los últimos meses. Es la cuarta en tres meses. La estrella del cine para adultos canadiense Shyla Stylez, de 35 años, apareció sin vida en casa de su madre el pasado 9 de noviembre. Se desconoce aún la causa de su muerte, aunque la encontraron en la cama y se cree que murió mientras dormía. Menos de un mes más tarde, el 6 de diciembre, la policía encontó a August Ames, de 23 años, colgada de un árbol en un parque público, a 20 minutos de su casa, en California, tras revelar que sufría una depresión agravada por un constante acoso a través de las redes sociales.

El punto culminante del trolleo al que Ames se veía sometida llegó cuando trascendió a la opinión pública que se había negado a rodar una escena de sexo con un actor que mantenía relaciones sin protección tanto con hombres como con mujeres. Sus fans vieron en el rechazo un gesto de homofobia y, aunque ella se justificó, e incluso alegó que ella misma era bisexual, aquello sólo irritó aún más a los internautas furibundos, informa el Mirror. No había rastro de alcohol o drogas en su sangre, pero sí se encontró una nota de disculpa a sus padres.Pocos días más tarde se encontró el cuerpo de Yuri Luv, de 31 años, muerta por sobredosis.

Unas semanas antes, la actriz había escrito un post en Twitter en el que aseguraba necesitar un abrazo. Algunas voces en la industria comienzan a alzarse para denunciar las situaciones a las que se ven expuestas a menudo a través de las redes sociales a causa de su profesión.

FuenteEl País
Compartir

Comentarios