Desde Miami, donde nació su hija Matilda, la actriz salió al cruce de todo lo que le dijeron en la red social por su reality “Luciana mamá”.

Luciana Salazar está a punto de regresar de Miami, Estados Unidos, a la Argentina, junto a su hija Matilda, nacida mediante el método del vientre subrogado. Pero antes, se tomó un momento para dar una nota en “El Tratamiento de la TV” (Ciudad Magazine, lunes a viernes, a las 13). Allí, la actriz contestó a las duras críticas que recibió en las redes sociales tras la emisión de su reality “Luciana mamá”, que se vio el jueves último, por El Trece.

Luciana conoce mucho y muy bien de qué se tratan las redes sociales ya que años atrás, cuando la mayoría de los famosos argentinos aún no se animaban a participar en Twitter, ella había anunciado su primera separación de Martín Redrado en esa red social. En aquel momento, esa actitud fue toda una novedad ya que fuera de Ricky Martin que por entonces había usado el mismo medio para expresar que es gay, no había demasiadas celebridades que se animaran a exponerse en Twitter.

Aclarado ese punto, cabe señalar que en la nota con Ciudad Magazine, Luciana analizó: “Para mí, Twitter no es parámetro de nada. El 90 % fueron fakes absolutamente, te puedo mostrar los mensajes de Instagram y de cuentas verdaderas de Twitter felicitándome. La prensa se deja llevar mucho y no observa de qué cuentas salen. Hay mucho troll, mucho troll, sobre todo en Twitter, porque Instagram está regulado”.

En cuanto a la posibilidad de que el reality que la mostró en su faceta de madre tenga una secuela, Luli comentó: “Me dijeron que el canal quiere un segundo capítulo, pero todavía no sé. Mi idea era hacer uno solo”.

En cuanto al cruce que mantuvo en Twitter con Amalia Granata –quien sostuvo que Luli que no había querido concebir a su hija porque “tiene un tema con la estética”–, Salazar fue contundente: “Ella tiene una obsesión conmigo, lo saben todos. Yo jamás me metí en su vida y sus problemas. Jamás. Cuando hablé, fue para defenderme, jamás hablé de la vida de nadie. Lo que hice fue defenderme”.

En referencia a su ex pareja, Martín Redrado, quien recientemente afirmó que no había visto fotos de la pequeña Matilda, Luli declaró: “Yo no mando fotos si no me las piden. Soy muy brava y cuando me enojo con alguien, no permito que llegues a mí. Llamaron muchas personas, muchos ex también, y uno vino a conocer a Mati acá en Miami, pero no voy a contar quién es”, dejó sembrada la intriga.