Donaría escáneres de equipajes y contenedores para reforzar el operativo para la cumbre

Si bien todavía faltan más de 10 meses para el G-20 , la cumbre de los 20 mandatarios más poderosos del mundo, el operativo de seguridad ya se puso en marcha.

Desde el Gobierno se viene barajando la posibilidad de pedir cooperación de países vecinos para resguardar el espacio aéreo. Pero lo concreto es que ahora, un funcionario de la embajada de China en la Argentina afirmó que están en tratativas para donar al país equipos de seguridad, como escáneres de equipajes y contenedores, y también están dispuestos a asesorar al Ejecutivo dada su experiencia en la organización de la cumbre que tuvo lugar en Hangzhou en 2016.

“Actualmente los dos gobiernos están hablando de una posible donación de equipos por parte de China para las fuerzas de seguridad de la Argentina. Son equipos de seguridad como escáneres de equipajes y contenedores para dar servicio a los efectos del G-20”, aseguró el consejero económico y comercial de la embajada de la República Popular China en la Argentina, Zhai Chengyu, durante un encuentro con periodistas.

“Es una posibilidad. Todavía no han terminado las negociaciones, pero los vamos a donar. Está en proceso de trámite, a pedido del Ministerio de Seguridad argentino porque le falta dinero para comprar más equipos”, agregó.

Más allá de los escáneres, Zhai dijo que China tiene experiencia en la materia por la cumbre que organizaron en Hangzhou el 4 y 5 de septiembre de 2016: “Queremos ofrecer nuestra experiencia y ayuda para que la Argentina pueda organizar bien los eventos del G-20, especialmente la cumbre del G-20. Queremos contribuir como socio estratégico”.

Fuentes de la Unidad Técnica G-20 consultadas por la nacion calificaron al ofrecimiento chino como una “práctica habitual”. “Otros países del G-20 se acercaron a ofrecer colaboración. Es algo que viene pasando y va a seguir pasando. Es una práctica habitual en el G-20. Lo vamos a evaluar igual que las veces anteriores o próximas”, explicaron.

La cumbre más reciente fue la de Hamburgo, en Alemania, el 7 y 8 de julio de 2017, donde unos 12.000 manifestantes antiglobalización se enfrentaron con 20.000 efectivos de policía. El saldo fue de 44 personas detenidas y 11 policías heridos. La canciller alemana Angela Merkel se había propuesto demostrar a las naciones invitadas que en su país la protesta era posible.

El G-20 será el evento más importante del año y un desafío en materia de seguridad. Si bien será en noviembre, el operativo ya se puso en marcha.