Las empresas de medicina prepaga aseguran que el 2017 fue un año complejo para el negocio, como consecuencia de los altos costos que afronta el sector, y sus ejecutivos señalaron a Télam que esperan que en 2018 el Gobierno intervenga con políticas que mejoren la ecuación de las compañías.

El director general de SanCor Salud, Fernando Werlen, señaló que “teniendo en cuenta que la consistencia del sistema de medicina privada está dada por el equilibrio entre ingresos y prestaciones, que responden a decisiones y normativas definidas desde organismos públicos, el escenario es complejo y la rentabilidad presenta importantes variables entre los objetivos previstos y el rendimiento alcanzado”.

“Prevemos superar con creces los objetivos estratégicos planteados para el 2018, en que cumpliremos 45 años de trayectoria en el mercado de la salud. Por ello, ya nos encontramos trabajando en las directrices que guiarán el desempeño y objetivos en los próximos cinco años”, precisó Werlen.

Por su parte, el director general del Grupo OSDE, Tomás Sánchez de Bustamante, destacó que “nuestro sector necesita que se consolide el repunte de la actividad económica, porque nuestro crecimiento está íntimamente ligado al nivel de empleo”.

“A pesar de las fluctuaciones de corto plazo, seguimos con lo previsto en nuestro plan estratégico de inversiones, cuyos principales objetivos son el sanatorio de alta complejidad en Mendoza, que generará 1.000 empleos directos y otros tantos indirectos, y el edificio corporativo en el barrio porteño de Parque Patricios”, señaló Sánchez de Bustamante.

El gerente general de Medicus, Marcos Noble, indicó que el 2017 “fue un año complejo para las empresas de medicina prepaga, como vienen siendo los últimos años, con costos crecientes y por encima de la inflación general”.

Indicó que “los nuevos tratamientos, las nuevas drogas y tecnologías, sin un encuadre jurídico y un financiamiento adecuado, van a terminar de destruir un sistema que sigue siendo a pesar de todo un ejemplo en América”.

“En 2018 esperamos que este Gobierno ponga el foco en el tema salud antes del colapso del sistema. Nuestra perspectiva es un mejoramiento de la economía en su conjunto, que nos permita movernos en un mercado con menores apremios económicos, y que la regulación ayude a que no se generen distorsiones que afecten aún más al sistema”, afirmó.

En ese sentido, consideró que “la creación de la Agencia Nacional de Evaluación de Tecnologías en Salud puede ser un buen comienzo”.

Por último, la gerente general de Vittal, Martha Sarti Fontan, explicó que “si bien fue un año de una coyuntura económica inestable que afectó a varios sectores del mercado local, estamos terminado nuestro ejercicio de manera favorable, ampliando nuestra cartera de clientes y el mercado”.

“Durante el año 2018 esperamos continuar con un crecimiento sostenido con el fin de optimizar nuestras prestaciones. Para ello, continuaremos ofreciendo soluciones innovadoras, y a medida de las necesidades de cada situación en nuevas localidades del interior del país”, precisó Sarti Fontan.

FuenteTélam
Compartir

Comentarios