Nuevamente como cada año, con la llegada del calor,  se presentan los problemas de refrigeración en algunas áreas del hospital público. Hace dos semanas que están sin aire acondicionado en la sala de maternidad.

Los empleados del nosocomio dialogaron con Aire de Santa Fe  y relataron la realidad que les toca vivir con sensaciones térmicas superiores a 45º.

“Se hace muy pesado y complicado para nosotros y los pacientes. El problema de los aires no es nuevo, ahora hace entre 15 y 20 días que no funcionan. Es complicado para nosotros y los pacientes”, expresaron los trabajadores.

En la sala de maternidad hay 40 camas y un anexo que cuenta con 8 camas más.

“Son tres paciente por cada habitación más los cuidadores o familiares,  se hace muy difícil con un ventilador. Las pacientes de maternidad se traen el ventilador”

Por último, en la habitación de guardia tampoco tienen aire acondicionado siendo que los profesionales están 10 horas de turno.