El verano está a pleno y es común que, en muchas partes del país, la temperatura se eleve considerablemente. Claramente, este calor no sólo se siente al aire libre, sino también podés sentirlo cuando manejás tu auto.

Está comprobado que el interior del automóvil puede alcanzar temperaturas de más de 60ºC y este exceso de calor provoca que el aire acondicionado tome más tiempo en bajar la temperatura.

Por este motivo debés tomar algunas medidas con el fin de evitar que el interior se caliente demasiado y así no te moleste el calor al manejar:

  • Dejá el aire salir: te recomendamos dejar ligeramente bajas las ventanas o el techo panorámico si es posible. Una vez que inicies tu recorrido, al encender el aire acondicionado debés bajar las ventanas por unos instantes para que salga el aire caliente acumulado
  • Sombra y sol: los cristales de las ventanillas, además de dejar pasar los rayos del sol, incrementan la temperatura. Así que te recomendamos polarizar las ventanas o colocar un protector solar detrás del parabrisas. De todas formas, debés tratar de estacionar el auto en la sombra, o bien en sentido contrario a los rayos del sol
  • No exageres: por más calor que haya en el exterior, lo que te aconsejamos es que la temperatura del aire acondicionado no baje de los 22ºC. Es importante que el interior del auto no se enfríe demasiado, así no existe una gran diferencia al salir del auto, ya que puede ocasionar problemas respiratorios, de la misma manera es que es mejor dirigir el aire hacia arriba y no hacia la cabeza o el cuerpo.
  • No estés incómodo: te aconsejamos utilizar protector solar en caso de que los rayos del sol estén dando de frente o de costado, y así protegés tu piel de los rayos ultravioletas.
  • Cuidate: más allá del aire acondicionado, es necesario que el conductor y los acompañantes se hidraten. Sobre todo si es un viaje largo, lo mejor que podés hacer es cuidarte a vos mismo.
FuenteLa Voz
Compartir

Comentarios