El gobierno de la ciudad continúa con las tareas de demarcación en los diferentes corredores de la capital provincial. En esta ocasión, la tarea se desarrolló en Güemes entre Boulevard Gálvez y Luciano Torrent, donde también se colocaron delineadores verticales en dos cuadras. “Estas acciones apuntan a mejorar la seguridad vial, con el objetivo de cuidar la integridad física de las personas”, aseguró el secretario de Control, Ramiro Dall’Aglio.

En el marco del plan de movilidad urbana, el gobierno de la ciudad continúa desarrollando distintas tareas para mejorar la seguridad vial de los santafesinos. Los trabajos proyectados incluyen, entre otras acciones, señalización horizontal y vertical en calles y avenidas de la capital provincial con el objetivo de ordenar el tránsito y los flujos vehiculares y peatonales. Ya se realizó en las avenidas Aristóbulo del Valle y General Paz y ahora continuó en Güemes, desde Boulevard hacia el Norte.Entre las tareas proyectadas de la Dirección municipal de Obras de Movilidad, se encuentra la señalización horizontal de carriles de alto flujo vehicular. Dentro de esta planificación se procedió, en primera instancia, a la señalización horizontal de división de carriles de diferentes manos, con la doble línea amarilla en calle Güemes, desde Boulevard Gálvez hasta Luciano Torrent.

En una segunda instancia, se colocaron delineadores verticales a modo de reforzar la señalización de división de carriles, desde bulevar hasta Maipú, con la finalidad de ordenar el tránsito en esas cuadras, por la alta demanda, tanto de automóviles particulares como del transporte público de pasajeros.

Los delineadores verticales son aptos para delimitar sectores, y por sus características técnicas no son un impedimento para el tránsito. Están colocados sobre la doble línea amarilla cada 10 metros, dejando libre las bocacalles para el cruce de automóviles y retirados de las esquinas de Maipú y Güemes; y Gálvez y Güemes, teniendo en consideración el correcto ángulo de giro a las líneas de colectivos que transitan este tramo.

Este mismo ejemplo se puede ver en la avenida Aristóbulo del Valle, en el tramo comprendido entre el Puente Negro y Galicia; y General Paz desde Salvador del Carril hasta Javier de la Rosa. En estos lugares, el Gobierno de la Ciudad realizó estas tareas de demarcación vial con el objetivo también de ordenar la movilidad y circulación, tanto vehicular como peatonal, en una de las avenidas más transitadas de la capital provincial.

Ordenar y mejorar la seguridad

“Los trabajos desarrollados tanto en Aristóbulo del Valle como en General Paz y la Costanera y ahora en calle Güemes, apuntan a mejorar la seguridad vial, con el objetivo de cuidar la integridad física de las personas. Este tipo de demarcaciones ordena mucho el flujo y el funcionamiento del tránsito”, explicó oportunamente el secretario de Control del Gobierno de la Ciudad, Ramiro Dall’Aglio.

En esta línea indicó que, por ejemplo, “Aristóbulo del Valle tiene un intenso tráfico vehicular y también peatonal. Por eso hemos priorizado la jerarquización del peatón y de los ciclistas”. Así, el funcionario municipal consideró que en ese corredor, la demarcación con la incorporación de las isletas en cada esquina “constituye una experiencia interesante que procuraremos replicar en otras avenidas con mucho tránsito, para que los vecinos puedan detenerse en el medio y concluir en dos etapas el cruce”.

Proyectos

Este año está previsto continuar con este plan de movilidad. En pocos días se llamará a licitación para concretar distintas tareas. Entre las que se encuentra el pintado de sendas peatonales y divisoria de carriles como se pueden ver en Costanera Oeste y en las principales avenidas de la ciudad. De esta manera se ayuda a tener un tránsito más ordenado y prioriza al peatón.

En esta misma línea, vale recordar que el año pasado se pintaron 180 esquinas en el micro y macro centro, remarcando a su vez la senda peatonal correspondiente. También se llevó adelante y seguirá durante este año la colocación de nomencladores en las calles de la ciudad. La licitación establecía 2000 carteles que aún se están confeccionando para su posterior instalación.