Mauricio Macri retomó su actividad con una recorrida por las obras del Parque Olímpico: “Villa Soldati va a ser la puerta del mundo”, auguró.

Entusiasmado por el avance de las obras que se realizan en el sur de la ciudad de Buenos Aires para la celebración de los Juegos Olímpicos de la Juventud, el presidente Mauricio Macri se mostró optimista de cara a lo que depara 2018 para la Argentina.

“Este año vamos a volver a crecer, después de muchos años vamos a crecer dos años consecutivos”, destacó el jefe de Estado, que de inmediato puso un objetivo mucho más ambicioso: “Queremos crecer 20 años porque de esa manera vamos a terminar con la pobreza y vamos a crear oportunidades para cumplir nuestros sueños”.

En un acto en el barrio de Villa Soldati, donde estuvo acompañado por Horacio Rodríguez Larreta, el presidente destacó que “van a pasar muchas cosas en 2018” en la Argentina, como la Cumbre del G20, donde el país podrá ser “la voz de Sudamérica”.

“Esto nos pasa porque decidimos volver al mundo. Para hacerlo hay que trabajar juntos, poniendo el estado el servicio de los argentinos, terminando con la corrupción que tanto mal nos ha hecho”, indicó.

En cuanto a las obras que se realizan en el Parque Olímpico, el mandatario destacó que ver su avance es muy alentador: “Emociona ver que una idea se transforma en realidad y transforma para siempre esa realidad”.

“Soldati va a ser la puerta de entrada a la Argentina, vamos a tener siete mil chicos viviendo acá. Nos faltan muchas cosas por hacer, aunque muchas menos que cuando empezamos, y vamos a poner dedicación para que sean unos Juegos Olímpicos impecables”, concluyó.