Desde el Ministerio de Trabajo se explicó en qué consiste el procedimiento en procura de evitar que se produzcan despidos. Corren riesgo 100 fuentes laborales. La cartera laboral evalúa la situación.

Leonardo Panozzo (LT9)

A la luz del incremento del impuesto de Derecho de Registro de Inspección (Drei) -del 6,3% al 9%- para la actividad del Casino Santa Fe, que fuera aprobado por unanimidad en el ámbito del Concejo Municipal, los trabajadores manifestaron su preocupación ante la posible pérdida de sus fuentes laborales. Asimismo, el intendente José Corral afirmó que “no hay motivos para que se pierda empleo” y aseguró que no vetará la decisión del cuerpo deliberante.

En ese contexto, la propia empresa del Casino Santa Fe presentó ante el Ministerio de Trabajo el procedimiento preventivo de crisis. Al respecto, el secretario de Trabajo y Seguridad Social, Leonardo Panozzo, explicó que el concurso preventivo de crisis “es una herramienta que tiene el Ministerio a partir de la petición que hacen las empresas, o en algunos casos las organizaciones sindicales, para resolver e interceder ante una situación llamada de crisis que afecta la estabilidad laboral de los trabajadores”.

En comunicación con LT9, el funcionario precisó que la intención, ante la situación empresarial, es “evitar los despidos”. “La prioridad número uno del gobierno es que no se pierda un solo puesto de trabajo en la provincia de Santa Fe. La Ley Nacional de Empleo –amplió– fija que despidos por causa de fuerza mayor, por causas económicas de las empresas (o de otro tipo), y ante la eventualidad de algunos despidos, las empresas dicen ‘aplíquese el procedimiento preventivo de crisis’. Es un requisito inalienable –remarcó– tener un acuerdo con las organizaciones sindicales”. Asimismo, la cartera debe solicitar a la firma que presente los balances de los últimos tres años para verificar la situación financiera que se presume en crisis.

Por su parte, la empresa ya manifestó que se desafectarían a 100 empleados. Por lo cual, Panozzo indicó que la empresa considera que la suba del Drei afectaría en el futuro su rentabilidad. “Eso es lo que debemos analizar si, efectivamente, amerita o no ese pedido de lo que pasaría en el futuro la aplicación del procedimiento preventivo de crisis”, señaló. Y agregó: “Lo que nos hemos enterado por los medios de comunicación y ya nos hemos comunicado con las organizaciones sindicales y con los concejales, es que la mayor preocupación es que las autoridades del casino han dicho ‘si pagamos esto, despedimos’. Entonces, ante la eventualidad del despido –esgrimió el secretario– de aquí en adelante se podría aplicar, en una situación inédita, el procedimiento preventivo de crisis”, definió.

La medida será evaluada por la cartera laboral durante el día de hoy.

Habida cuenta de la situación planteada, en contacto con los medios locales José Corral ratificó su postura expresada durante la víspera. “Vamos a acompañar a los trabajadores. Entendemos que no hay motivos para que se pierdan puestos de trabajo. Habrá reuniones en el Ministerio de Trabajo y vamos a acompañar con nuestros abogados a los sindicatos”, sostuvo.

José Corral (LT10)

En ese orden, el intendente destacó que “es una oportunidad para poner los números sobre la mesa”. Y agregó que “los concejales también tienen que explicar la decisión que han tomado y suponemos que ha sido suficientemente estudiada. Por eso no vemos ningún motivo –argumentó – para que haya ninguna decisión intempestiva. En todo caso, será un tema que se seguirá discutiendo en el año. Pero vamos a defender a los trabajadores”, insistió.

Además, Corral bregó por realizar un esfuerzo. “Es una empresa que ha sido muy redituable en estos años y tiene que hacer su aporte”, consideró y afirmó el impacto de la suba del Drei redunda en unos 30 millones de pesos para la ciudad. “Ese monto nos permite arreglar las calles y continuar con el trabajo de bacheo, entre otras necesidades que la ciudad tiene”, definió el jefe del Municipio.

Pasado el mediodía de hoy –y al término de unas dos horas–, finalizó la reunión que mantuvieron concejales con autoridades de la empresa. Mientras que el encuentro mantuvo un clima tenso, se determinó pasar a un cuarto intermedio bajo el compromiso de no hacer prosperar los despidos anunciados.

Sebastián Pignata (LT10)

Según manifestó el presidente del cuerpo deliberante, Sebastián Pignata, una de las cuestiones más relevantes radica en que “la empresa le comunique a los trabajadores que estamos en una instancia de diálogo y, por lo tanto, no se va a pasar a la suspensión de trabajadores”. Asimismo, los ediles se encargarán de “rever cuestiones, proyectos y alternativas”. “Seguramente, con cada uno de los concejales vamos a debatir y a conversar cada una de las situaciones que tienen que pasar no solamente la empresa, sino también la ciudad de Santa Fe con sus trabajadores”, esgrimió el concejal justicialista.