A través de su fundación, el rosarino envió una partida para que mil pacientes diagnosticados y sin obra social en el país puedan curarse.

El rosarino Lionel Messi, a través de su fundación, donó mil tratamientos nuevos al país para la cura de la hepatitis C destinados a pacientes que ya estén diagnosticados con la enfermedad y que no cuenten con obra social. Si bien no se especificó, una buena cantidad del total está en Rosario.

Por ello, desde la agrupación Hepatitis Rosario celebraron la llegada de esos tratamientos y llaman a aquellos pacientes a acercarse al médico que les diagnosticó la enfermedad o al Hospital Centenario para comenzar los trámites de asignación de cada uno de ellos.

En diálogo con La Capital, la coordinadora general de Hepatitis Rosario, Edith Michelotti, se mostró muy alegre por el gesto del mejor jugador de la historia: “Estamos re felices, es una maravilla lo que está pasando”.

“Los tratamientos que donó Leo Messi son los nuevos y comenzaron a entrar al país a comienzos de 2016: no tienen efectos secundarios, duran entre tres y seis meses (dependiendo de la intensidad de la enfermedad) y entre el 98 y el 100 por ciento de los pacientes se cura”, detalló Michelotti.

La coordinadora, obstetra jubilada, también comparó este tratamiento con el que se hacía antes y al que ella, curada de la enfermedad, debió someterse: “El anterior duraba un mes, pero dejaba efectos secundarios y sólo el 40 por ciento de los pacientes se curaba. De hecho, tuve que esperar a probar este nuevo tratamiento para curarme”.

Además, Michelotti aclaró que los tratamientos son para cualquier paciente que ya esté diagnosticado, que no tiene obra social y que no importa qué grado de intensidad de hepatitis C tenga en su organismo ya que “son para cualquier clase de fibrosis”.

La coordinadora instó a la gente que padece la hepatitis C a acercarse a pedir el tratamiento: “Necesitamos decirle a quien esté intranquilo que se llegue a lo de su médico o que vayan al Hospital Centenario. Hay gente que está diagnosticada, que espera un milagro y que no se entera de esta donación. Por eso tenemos urgencia”.

Los tratamientos vencen en agosto de este año, por lo que Michelotti se refirió a la urgencia para asignar cada uno de ellos a los distintos pacientes. La donación llegó el año pasado, pero algunos trámites demoraron su implementación.

Sin embargo, la médica afirmó que ya están “con los tratamientos a disposición de la gente” y no dudó en reiterar la felicidad por la donación: “Hay mucha gente con hepatitis C, pero con este tratamiento nos estamos curando todos. Es una verdadera maravilla. Por eso, la gente debe acercarse cuanto antes a su médico para empezarlo”.

Los interesados pueden acercarse a su médico de cabecera o al Hospital Centenario, sala 15, de 8 a 11.

Comentarios