El nuevo juez de la causa que investiga el crimen de Fernando Pastorizzo ocurrido en la ciudad entrerriana de Gualeguaychú no aceptó el pedido realizado por la defensa.

 

El juez de Garantías Mario Figueredo, que retomó el cargo tras su licencia, recibió este jueves el pedido de los abogados Víctor Rebossio y Horacio Dargainz, quienes solicitaron cambiar la carátula de la causa de “homicidio doblemente agravado por el vínculo y por haber sido cometido con un arma de fuego” a “homicidio agravado por violencia de género”.

Según se supo, el magistrado rechazó la solicitud y tampoco hizo lugar al pedido de incorporar al mánager de medios Jorge Zonzini a la causa como auxiliar de la defensa.

Mientras, la investigación avanza y la fiscalía espera los resultados de los estudios complementarios de la autopsia que se le practicó al cuerpo de Fernando.

Esos resultados permitirán determinar, por ejemplo, a qué distancia se efectuaron los dos disparos que provocaron la muerte del joven.

El pasado martes, la adolescente de 19 años declaró durante casi tres horas ante el fiscal Sergio Rondoni Caffa y cambió la versión que había dado cuando confesó el crimen.

Ahora, la joven le dijo al fiscal que los dos disparos que salieron del arma reglamentaria de su padre fueron “accidentales”.

La estrategia de la defensa de la joven apunta a mejorar su posición, insistiendo con una supuesta defensa ante un caso de violencia de género, y lograr así la atenuación de la pena.

Además de los resultados toxicológicos, el fiscal también espera el análisis completo de los más de 100 mil mensajes de los celulares, y la pericia psiquiátrica de la imputada, la que se le va a realizar durante los primeros días de febrero.

Con todos esas pruebas recolectadas, Rondoni Caffa estaría en condiciones de elevar la causa a juicio, por lo que se prevé que para fines de febrero ya se realice el pedido de elevación.