El intendente José Corral visitó este martes la empresa Caucho Santa Fe SA, donde estos seis jóvenes santafesinos participan de esta iniciativa impulsada por el Municipio a través de las Escuelas de Trabajo. Consiste en prácticas en ambientes de trabajo que incluyen procesos de capacitación y orientación para enriquecer destrezas y habilidades.“Los jóvenes que se desempeñan en esta firma viven en la zona Norte, donde estamos generando oportunidades genuinas para mejorar la calidad de vida de los vecinos”, destacó el mandatario local . Actualmente, son 1252 varones y mujeres que participan en instancias de Intermediación Laboral impulsadas por el Gobierno de la Ciudad.


La mayoría de las cámaras de bicicletas que se venden en todo el país se fabrican en una industria ubicada en el Noroeste de la ciudad de Santa Fe. Se trata de Caucho Santa Fe SA que, además de distribuir sus productos a toda la Argentina, incorporó a seis jóvenes santafesinos para que realicen entrenamiento laboral. El vínculo se generó a través de las Escuelas de Trabajo, iniciativa mediante la que el Municipio brinda oportunidades a jóvenes que tienen entre 18 y 24 años para insertarse en el mundo laboral.
“Da mucha satisfacción como santafesino recorrer estas industrias que hay en la Ciudad. Aquí se fabrican cámaras de bicis. Es una de las pocas que hay en el país que produce para la mayoría de las fábricas de bicicletas que hay en la Argentina”, destacó esta mañana el intendente José Corral tras visitar la firma y dialogar con los jóvenes que trabajan en la planta. En consonancia, el mandatario local recalcó que la empresa “genera oportunidades de trabajo para nuestros jóvenes y esa es otra de las razones que nos convoca esta mañana y nos genera una enorme satisfacción. Gracias al trabajo en equipo que realizamos junto a Nación, seis santafesinos están capacitándose, aprendiendo un oficio y aprovechando una buena oportunidad para mejorar su calidad de vida”.
Más trabajo para el Norte

“Los seis jóvenes que se desempeñan acá viven en la zona Norte de la ciudad, donde estamos generando oportunidades para que también los barrios mejoren. Da mucha alegría y satisfacción ver cómo va cambiando la vida de estos jóvenes y dan ganas de alentarlos, de decirles que cumplan con el trabajo, que se pongan las pilas, que esta es una oportunidad que vale la pena aprovechar y que oportunidades de este tipo no se dan todos los días”, añadió José Corral.

Maximiliano es uno de los jóvenes que valora la oportunidad laboral que está teniendo y espera que se pueda plasmar en un trabajo “para siempre”. En ese sentido, el joven comenzó en las Escuelas de Trabajo hace varios años realizando diferentes cursos y capacitaciones “yo fui perseverante, hasta que por fin me llamaron para trabajar acá y es una oportunidad que quiero aprovechar. Por el momento vamos bien, con ganas de seguir trabajando para tener un futuro, un trabajo efectivo”.

Por su parte, Juan Manuel -vecino de barrio Yapeyú- cuenta que sus primeras experiencias laborales fueron a través de las Escuelas de Trabajo y que las desempeñó en el Jardín Botánico. “Ahora estoy trabajando en esta fábrica, espero poder quedar efectivo, porque de verdad necesito trabajar”, sostuvo.
Intermediación laboral

En la actualidad, en total son 1252 los varones y las mujeres que participan en instancias de Intermediación Laboral impulsadas por el Municipio. El programa consiste en prácticas en ambientes de trabajo que incluyen procesos de capacitación, formación y orientación para enriquecer destrezas y habilidades.

Vale mencionar, que la participación de los jóvenes que realizan entrenamientos laborales tiene una duración de seis meses, en la cual los chicos realizan el horario de 8 a 12 de lunes a viernes. Pasado ese tiempo, pueden quedar efectivos. De los seis participantes, hay un primer grupo de tres que comenzaron en noviembre y los restantes iniciaron en enero. El entrenamiento tiene una remuneración a modo de incentivo, que abona la empresa en forma conjunta con el Ministerio de Trabajo.