Los talibanes reivindicaron el ataque horas después de que estallara un coche bomba en centro de la capital afgana.


Una explosión registrada en Kabul, capital de Afganistán, dejó al menos 40 muertos y 140 heridos, según confirmó el portavoz del Ministerio de Salud, Wahidullah Mayroh. A su vez, varios medios locales informaron del atentado con bomba en el centro de la ciudad.

 

La explosión tuvo lugar en la Plaza Sadarat, en el centro de la ciudad, cerca de un viejo edificio del Ministerio del Interior. Cerca del lugar se encuentra la legación de la Unión Europea, así como varias embajadas, entre ellas las de Suecia, India e Indonesia, un edificio del servicio secreto afgano y varios edificios gubernamentales.

El director de la organización humanitaria italiana Emergency, encargado de gestionar una clínica para heridos de guerra, señaló en Twitter que lo ocurrido “es una masacre”. Al tiempo que señaló que está atendiendo a 50 heridos. Se espera que el número de fallecidos y lesionados aumente.

Los talibanes reivindicaron el atentado, así lo confirmó el portavoz de la agrupación, Zabihullah Mujahid, quien indicó a través de la red social Telegram que “un mártir mediante con coche bomba alcanzó el primer punto de control cerca del Ministerio del Interior”, asegurando que en el momento de la explosión había una gran concentración de policías en la zona.