El canciller federal austriaco, el democristiano Sebastian Kurz, destacó hoy (27.01.2018) con motivo del Día Internacional de Holocausto que “también austríacos fueron autores” del genocidio del pueblo judío durante la Segunda Guerra Mundial.

“Este Día de conmemoración nos recuerda lo importante que es nunca olvidarse de la Shoá (Holocausto en hebreo)”, agregó el jefe de gobierno, quien gobierna desde diciembre pasado en una coalición con la extrema derecha austríaca, que precisamente estos días es sacudido por un escándalo antisemitas en sus filas.

En un comunicado emitido en Viena, Kurz destacó que luchar contra el antisemitismo es una de las prioridades de su Gobierno.

“En nuestra sociedad no debe haber lugar para el antisemitismo, racismo y la incitación al odio. Por eso es tan importante actuar en contra de estas tendencias”, señaló el canciller federal.

Su socio de coalición, el partido liberal FPÖ, está bajo presión al conocerse esta semana que Udo Landbauer, líder regional de ese partido en el estado de Baja Austria, donde mañana se celebran elecciones, formó parte durante 15 años de una cofradía estudiantil en la que se cantaban canciones antisemitas y racistas.

A pesar de la indignación y las protestas, expresadas tanto por el gobernante partido popular ÖVP, liderado por Kurz, pero sobre todo por la oposición, el dirigente ultraderechista se ha negado dimitir hasta ahora.

En ese sentido, el líder del opositor partido socialdemócrata SPÖ, Christian Kern, recordó en un comunicado “el más reciente incidente en el FPÖ, que demuestra la importancia del Día Internacional del Holocausto”.

“Solo si se recuerda y conmemora las incontables víctimas del régimen nazi se podrá estar atento frente a cualquier tendencia racistas, xenófoba y antisemita”, aseguró Kern, canciller federal hasta diciembre pasado.

En Austria fueron asesinados unos 65.000 judíos durante el nazismo, mientras que otros 140.000 lograron escapar. Además, miles de gitanos austríacos fueron deportados y asesinados por los nazis, que en 1938 anexionaron la república alpina, que pasó a formar parte del Tercer Reich hasta el final de la guerra en 1945.