El Gobierno denunciará al chófer que causó desperfectos en tres geoglifos del sitio arqueológico, declarado Patrimonio de la Humanidad

El conductor de un camión ha causado daños irreparables en los milenarios geoglifos conocidos como las Líneas de Nazca, situadas en el sur de Perú, después de haber entrado con un vehículo en el lugar, declarado Patrimonio de la Humanidad, y dejado profundas huellas que han afectado tres de las figuras dibujadas en la arena hace más de 2.000 años. El Ministerio de Cultura del país andino ha informado este martes en un comunicado de que denunciará penalmente al conductor que irrumpió ilegalmente en la zona, a pesar de las señales de prohibición.

El vehículo entró las conocidas como pampas de Nazca, donde se encuentran las figuras geométricas y de animales que solo pueden apreciarse desde el aire, este sábado a las 18.00 (hora local, medianoche en la España peninsular). El conductor, trabajador de la empresa Transportes Pakatnamu SAC, entró en el lugar a pesar de la señalización y causó daños en la superficie y “parte de tres geoglifos de líneas rectas”, según ha señalado el ministerio en un comunicado. El camión dejó en su trayecto “huellas profundas” en un área aproximada de unos 100 metros, de acuerdo con el comunicado.

Los vigilantes del Ministerio de Cultura, encargados de proteger el sitio arqueológico, se percataron de la infracción y presentaron una denuncia ante la Policía Nacional del Perú de Nazca. A las 21.00, el chófer, identificado como Jainer Jesús Flores Vigo, fue detenido cuando circulaba por una carretera cerca de la ciudad de Nazca (27.000 habitantes).