Luego de intensas lluvias, las inundaciones se vieron recrudecidas por las crecidas de los ríos Bermejo y Pilcomayo.

Las intensas lluvias que afectaron gran parte de la provincia de Salta en las últimas horas causaron la muerte de una mujer, más de medio centenar de evacuados, el aislamiento de un pueblo por la rotura de un puente y anegamientos en rutas y caminos, informaron hoy autoridades locales.

Las inundaciones se vieron recrudecidas por las crecidas de los ríos Bermejo y Pilcomayo -que llegó a un pico de 6,40 metros- luego de las intensas lluvias que se registraron en el sur de Bolivia en las últimas jornadas.

El deceso ocurrió en la localidad fronteriza de Salvador Mazza, donde una mujer de 25 años identificada como Dalma Melendez, madre de cuatro niños, murió aplastada por una pared de adobe que se derrumbó.

 

Evacuados

Tras la crecida del Pilcomayo, 64 personas debieron ser evacuadas de La Curvita, en la localidad de Santa Victoria Este, y reubicadas en los centros de evacuados, donde las asiste personal del Comité Permanente de Emergencias y reciben alimentos, colchones y frazadas.
En la ciudad de Tartagal también hay evacuados, pero aún no hay precisiones oficiales sobre la cantidad, ya que sigue el operativo de asistencia a los inundados, en el que trabajan un centenar de policías y personal de otros organismos estatales.

Según confirmó a Télam Elba Rodas, secretaria de Desarrollo Social de Tartagal, las comunidades más afectadas de esa zona son Sarmiento, Kilómetro 5, 6 y 7, Sachapera, El Sausal, Cherenta y Pueblo Nuevo, ubicadas en la ruta nacional 86.

 

Los Toldos, aislada

Con respecto al río Bermejo, el aumento de su caudal dejó aislada a la localidad de Los Toldos -en el extremo norte de la provincia- luego de que se desmoronara el puente de acceso del lado argentino por las lluvias en el sur boliviano.

Las autoridades esperan que baje el cauce para comenzar a trabajar en la habilitación de un paso provisorio al pueblo, al que sólo se puede acceder a través de Bolivia, aunque para eso se requerirán al menos 24 horas.

La creciente de ese río también inhabilitó el paso internacional a través de Chalanas, en la localidad de Aguas Blancas, del departamento Orán.

Ante el posible desborde de la represa Chimeo, ubicada a 10 kilómetros de la localidad de Villamontes, las comunidades de La Paz, Estrella y Santa María, además de La Curvita, podrían quedar afectadas, por lo que se realizaba por estas horas un trabajo preventivo con los pobladores.

En la capital provincial también fue necesario trabajar en sectores afectados del microcentro, donde hubo calles y caminos anegados y locales comerciales inundados.

 

Trabajos preventivos

Según informaron fuentes oficiales, los operativos continuarán hasta que culmine el alerta meteorológica que rige en la zona.

En tanto, efectivos policiales de Cerrillos y Campo Quijano realizaban trabajos preventivos en las rutas nacionales 68 y 51, mientras que se registraron cortes de rutas y caminos en distintos puntos de la provincia por la crecida de ríos y arroyos.

Asimismo, agentes sanitarios, enfermeros y médicos fueron distribuidos estratégicamente para asegurar la cobertura de la población, especialmente de las comunidades anegadas del Chaco salteño, según explicó el secretario de Salud de la provincia, Francisco Marinaro Rodó.