Nuestro corresponsal de la ciudad de Recreo, José Rosso, informó en Ahora Vengo, sobre un hecho ocurrido en las últimas horas y que tiñe de hermetismo a toda la región.

Una niña de entre 9 y 11 años, apareció caminando sola a la vera de la ruta 11 esta mañana alrededor de las 9:30 hs.

Un camionero de la vecina localidad se sorprendió y se acercó a la menor para preguntarle qué hacía allí.

La niña le respondió que estaba buscando la casa de una amiga, pero al decirle el nombre y apellido de la misma al hombre, éste no la reconoce.

El camionero junto a vecinos de la zona intentaron ayudarla, pero la nena se alejó espantada hacia la dirección sur de la ruta.

Cuando observó que los vecinos continuaban mirándola extrañados, se escondió entre la zona de pastizales.

Inmediatamente, llamaron a la policía y se presentó un patrullero. Sólo ante la llegada de una mujer uniformada, la niña se acercó.

Media hora más tarde, trasladaron a la menor a la seccional 16 de policía, mientras tomó intervención la Comisaría de la Mujer de Laguna Paiva.

Además, se la trasladó al SAMCO para realizarle estudios pertinentes y luego fue devuelta a la comisaría donde se aloja hasta ahora.

Desde el municipio se realizan investigaciones acerca de la existencia de algún pedido de paradero acorde a sus características.

Lo cierto es que hasta el momento, se desconoce el nombre de la niña, de dónde provino, hacia dónde se dirigía y qué hacía en la ruta.

Aparición de la madre:
Este mediodía, una mujer se acercó a la comisaría de Recreo, y se presentó como la madre de la menor.

Si bien la señora no tomó contacto aún con la niña, se pudo averiguar que efectivamente se trata de la progenitora de la misma.

La mujer comentó que se acercó a la seccional luego de haberse enterado de la noticia en su lugar de trabajo.

Si bien esta mujer afirmó que su familia vive hace muchos años en la localidad, la niña le había manifestado horas antes que hacía muy poco tiempo residía allí.

Por este motivo, continúan las investigaciones acerca del caso, ya que las declaraciones y los hechos no convencen a las autoridades policiales.