Ayer por la mañana ingresó un hombre herido de arma blanca al Cullen, junto a su pareja y en un descuido del personal robó instrumental de la sala.

El director del hospital, doctor Pablo Poletti, recordó por Aire de Santa Fe que la persona fue atendida en el quirófano y quedó a la espera de recibir curaciones.

“Cuando la enfermera fue a buscar al médico, el herido metió en la mochila tensiómetro, estetoscopio y medicamentos.  Había en el lugar otro paciente quien advirtió al personal”, explicó el médico.

Según explicó Poletti, el instrumental se utiliza para evaluar la condición de los pacientes que ingresan politraumatizados.

Minutos más tarde, el ladrón fue localizado dentro del nosocomio por efectivos policiales  y se le incautó lo robado.

Por la tarde ingresó un paciente armado. La policía lo requisó y se le secuestró un arma de fuego calibre 22.

El hombre fue trasladado al destacamento y puesto a disposición de la comisaría cuarta.