“El Papa está preocupado por Argentina”, así lo expresó la titular de Abuelas de Plaza de Mayo al terminar la audiencia privada que mantuvo hoy con el sumo pontífice.

Carlotto, quien habló con la prensa tras el encuentro de 20 minutos, calificó a la charla de “muy cálida”.

Durante la audiencia desarrollada en el Palacio Apostólico, la titular de Abuelas renovó ante Francisco el pedido de su organismo para que la Iglesia “coopere” con todos los archivos disponibles relacionados con la última dictadura cívico militar, que puedan aportar datos sobre “los nietos que estamos buscando y los adultos desaparecidos”.

“Lo encontré bien, muy ocupado y muy preocupado también. Hablamos de temas como las violaciones a los derechos humanos. Está preocupado por lo que está pasando en México. Y hablamos de Argentina. También está preocupado por Argentina”, insistió Carlotto.

La última vez que Carlotto visitó al pontífice argentino en la Santa Sede fue hace más de tres años, en noviembre de 2014, junto a su nieto recuperado, Ignacio Montoya.