La firma tecnológica ensaya con una opción para ocultar comentarios inapropiados entre un grupo reducido de usuarios.

Que sí, que no, que caiga un chaparrón. Desde el principio de los tiempos de Facebook ha paseado como un permanente sueño la implementación de un botón «No me gusta». En términos sociales podría estar más que justificado como equilibrio al discurso. Siempre, siempre, siempre se ha rechazado por el mismo motivo: puede representar un caos en las conversaciones. Nunca ha cedido. Aun así, se vuelve a rescatar como uno de las funciones que estudia la multinacional estadounidense.

La posibilidad de mostrar opiniones negativas sigue siendo una de las opciones más deseadas entre sus usuarios. Todo indicaba que tarde o temprano harían algo similar. Según ha desvelado el medio especializado «Techcrunch», Facebook prepara la incorporación de una nueva interacción dentro de la plataforma que permitirá, en principio, rechazar los comentarios inapropiados y ocultarlos de la conversación. Una decisión, no obstante, que puede derivar en críticas y denuncias sobre la existencia de censura y, por extensión, acusar directamente al servicio de su papel como responsable del contenido publicado.

Bajo el nombre de «Downvote» -voto negativo, en español-, en caso que finalmente entre en vigor esta medida se añadirá al resto de reacciones ya existentes como las reacciones, el clásico «Me gusta» o responder. Facebook, por tanto, ha rechazado de facto que esté realmente trabajando en un botón «No me gusta» como se entendería. La única opción del editor del contenido publicado sería la de calificar un comentario determinado (posiblemente cargado de insultos y opiniones extremistas) como «ofensivo», «engañoso» o «fuera de lugar». El objetivo, por tanto, es señalas las razones por las que se ha vetado esa opinión. ¿Será pues una estrategia para controlar las «noticias falsas»?

Los primeros detalles que han trascendido apuntan a que esta interacción forma parte de una serie de pruebas entre un grupo limitado de usuarios. Facebook ha confirmado que estaba probando la función entre el 5% de los usuarios localizados en Estados Unidos de y con actividad en la plataforma en Android como una medida para ayudar a evaluar si ciertos comentarios sobre publicaciones públicas son inapropiados. En las «reacciones» de Facebook ya se incluyeron algunos sentimientos negativos como estar enojado, mientras que en Messenger, la aplicación de mensajes, sí se añadió una opción de estar en desacuerdo simbolizado con el característico pulgar hacia abajo.

FuenteABC Internacional
Compartir

Comentarios