Daniel Corbellini, de la PDI, dijo que las usurpaciones en viviendas tenían “como objetivo asegurar el territorio a estas bandas para que puedan desarrollar su actividad criminal”. Los allanamientos se cumplieron en el Fonavi Municipal.

Cuatro personas detenidas, dos de ellas con pedido de captura por la Justicia de Buenos Aires, y el secuestro de armas de fuego, balas, un chaleco antibala y una camperas utilizadas por la policía, fue el saldo de ocho allanamientos realizados esta mañana en el barrio Fonavi Municipal de Uriburu al 100 bis y en una vivienda ubicada en Ayacucho al 4000.

Un arma de fuego, balas e indumentaria policial. Todo eso apareció esta mañana en el Fonavi Municipal.

Los procedimientos fueron realizados por la Policía de Investigaciones (PDI) que contó con el apoyo de efectivos de la Tropa de Operaciones Especiales y de Gendarmería Nacional. Los allanamientos fueron ordenados por la Fiscalía de Flagrancia y Juicio en el marco de la investigaciones por últimos enfrentamientos entre las banda de los Funes y de los Camino.

 

El comisario Daniel Corbellini, director de Inteligencia de PDI, dijo que los procedimiento se realizaron por una investigación del Ministerio Público de la Acusación (MPA) “por usurpaciones de distintos departamentos realizadas por personas ligadas al delito”.

 

“Esto se da por una investigación por enfrentamiento entre bandas. La operación comenzó a las 7 con la intervención Gendarmería Nacional, Topa de Operaciones Especiales, Guardia de Infantería y PDI que lleva adelante la causa judicial junto con el MPA”, sostuvo el funcionario.

Corbelli precisió que se detuvieron “a cuatro personas, dos de ellas tienen pedido de captura de la Justicia de Pergamino y Junín. Hay personas detenidas por tenencia de armas de fuego de guerra. Se secuestraron municiones de distintos calibres, también hay un chaleco antibala, camperas con el logo de la policía provincial”.

“La investigación refiere que las usurpaciones tienen el objetivo de asegurar el territorio a dos organizaciones o bandas (los Funes y los Caminos) para poder desarrollar su actividad criminal. Por eso se intervinieron algunos departamentos en los que hemos detectado usurpaciones. La intención es liberarlos y después la Justicia determinará quien los debe ocuparlos”, agregó Corbellini.