Sin la necesidad de que haya alguien al volante, el auto puede ir hacia adelante, hacia atrás, frenar de modo automático y hasta realizar pequeñas correcciones de trayectoria.

La séptima generación del BMW Serie 5 ya se podría adquirir desde el año pasado en nuestro mercado. Y como es costumbre en la marca alemana, este sedán de casi cinco metros de largo ofrece calidad, lujo, potencia y tecnología. Mucha tecnología.

Uno de los elementos que se decidió instalar en el nuevo 540i es el sistema de estacionamiento remoto, que se puede hacer utilizando el comando de la llave y sin necesidad de estar dentro del vehículo. Es este sedán, junto a otro modelo de la marca alemana (el Serie 7), el primero en ofrecer este dispositivo en nuestro país. Su precio es de 102.200 dólares.

Video: así funciona el primer auto de la Argentina que estaciona a control remoto

Este sistema está pensado principalmente para poder estacionar el vehículo en lugares angostos, en los que luego de detener el auto, nos costaría mucho salir del mismo por el poco espacio que nos queda, y con el riesgo de dañar la puerta o la chapa del modelo que pueda estar estacionado junto al nuestro.

El BMW 540i viene con una llave de un tamaño mayor a las normales (aproximadamente la mitad de lo que mide un teléfono inteligente). Este mando cuenta con una pantalla táctil, desde donde se puede conocer cierta información del estado del vehículo y es el elemento que nos permite mover este sedán sin estar sentado adentro. Al contar con esa pantalla, su batería puede descargarse con facilidad, pero basta con conectarla al puerto USB del interior para recargarla.

Para hacerlo hay que estar relativamente cerca del auto: si nos alejábamos a más de dos metros se perdía la señal entre la llave y el sistema. Su activación no es muy sencilla y hay que usar las dos manos para hacerlo. Esto está pensado de este modo para que no se active de manera involuntaria y que su accionamiento sea deliberado y consciente.

Por un lado, hay que mantener pulsado uno de los pequeños botones que se encuentra a un costado del comando. A partir de allí, se inicia la conexión entre la llave y el auto, en un proceso que demora unos cinco segundos.

Video: así funciona el primer auto de la Argentina que estaciona a control remoto

Con los dos elementos conectados, y siempre sin dejar de presionar el botón con el que iniciamos el proceso, aparecerá en la pantalla la opción de poner en marcha el motor y luego, dos flechas: una para mover hacia adelanta el Serie 5 y la otra para moverlo hacia atrás.

Al presionar una de esas dos flechas que aparecen en la pantalla, el sistema conecta la primera o la marcha atrás (este modelo cuenta con una caja de cambios automática de 8 velocidades) según el sentido de marcha que le queramos dar al vehículo.

Video: así funciona el primer auto de la Argentina que estaciona a control remoto

Para que avance o retroceda, hay que mantener presionada cada una de las flechas y sin soltar el botón del costado. Si se deja de hacer alguna de esas dos cosas el auto frenará su marcha en forma automática. Un detalle: al iniciar el proceso los espejos retrovisores se pliegan solos para angostar el ancho del vehículo.

Si bien este sistema de BMW está pensado para para hacer una maniobra en línea recta, entrar o salir de una cochera o de un espacio de estacionamiento, cuenta con la capacidad para hacer leves correcciones en la dirección por si hay algún obstáculo que haya que esquivar.

Video: así funciona el primer auto de la Argentina que estaciona a control remoto

El 540 usa también los sensores de acercamiento que tiene en los paragolpes. De este modo sabrá cuándo detenerse independientemente de nuestra indicación desde la llave. Si se acerca mucho a la pared o a otro auto se detendrá. Y si algo se llegara a cruzar en su camino, como un niño o un perro, aplicará los frenos de forma automática. Al finalizar la maniobra, el motor se apagará y se trabarán las puertas.

Si bien no se trata de un sistema completamente autónomo, es el primer paso que hay que dar para que más adelante enviemos al auto a que busque lugar y se estacione solo. Un pequeño anticipo de lo que la industria nos tiene preparado para los próximos años.