Margarita Ángela Gómez vivía en Patagones al 3900. El 2 de enero, una persona llegó en moto hasta el frente de su casa y tras preguntar por un tal “Cara pálida” atacó a tiros el frente. Familiares piden justicia.

Una empleada de la Dirección Municipal de Tránsito que había recibido un impacto de bala cuando se encontraba en el interior de su casa en el barrio La Vía Onda, falleció anoche en el Hospital de Emergencias Clemente Álvarez.

La víctima se llamaba Margarita Ángela Gómez, tenía 66 años y sufrió una herida de bala el martes 2 de enero a la noche cuando una persona pasó en moto por el frente de su casa y tras preguntar por un tal “Cara pálida” efectuó varios disparos de arma de fuego.

Gómez vivía en una humilde casa ubicada en Patagones al 3900, en el asentamiento conocido como La Vía Onda, en la zona sudoeste de Rosario, y la bala le impactó en el pecho. Desde entonces, Margarita Ángela estuvo internada en el Hospital de Emergencias Clemente Álvarez y anoche falleció.

La investigación del caso quedó a cargo del fiscal de Homicidios Dolosos Florentino Malaponte”.

Familiares de Gómez expresaron esta mañana a La Capital su malestar por la falta de respuestas por parte de la policía y de la Justicia, ya que, según dijeron, siempre supieron quien estuvo detrás del trágico hecho.

“Nadie nos dio una mano. Nadie vino a vernos y ni siquiera hablaron con nosotros. Todo el mundo sabe quién fue. Se lo dijimos a los de la seccional 18. Nos vemos obligados a hacer justicia por mano propia”, afirmó Marcelino, uno de los hijos de la mujer fallecida.

Conmovido por el desenlace de la vida de su mamá, Marcelino dijo que Margarita trabajó más de 30 años como empleada administrativa en la Dirección de Tránsito de la Municipalidad. Los primeros indicios que se establecieron el día en que ocurrió el hecho indicaban que el ataque sería una venganza o ajuste de cuenta contra un allegado a Margarita y que la mujer fue una víctima inocente.

Comentarios