Tener plantas en casa, además de purificar el ambiente, aporta muchos beneficios, incluso para la salud.

Las plantas, además de aromatizar, purificar y embellecer un ambiente, aportan alegría, calma y salud a quienes estén a su alrededor.

Incluso dentro del hogar, las plantas liberan oxígeno y ofrecen beneficios saludables, sus hojas y flores pueden servir para prevenir enfermedades o mejorar la salud.

Beneficios de tener plantas en casa

Mejoran la calidad del aire

Las plantas captan el dióxido de carbono presente en el aire, para liberar posteriormente las moléculas de oxígeno que respiramos. Disminuyen la polución, renuevan el ambiente y reducen la presencia de polvo.

Alivian el estrés

Tener plantas en casa representa un buen pasatiempo para desconectarse de los problemas cotidianos y vencer la depresión. Si hay menores en la casa, es una buena actividad para realizar juntos, y de esta manera enseñar a los niños que las plantas, igual que una mascota, necesitan cuidados y atención. Se ha comprobado que ayudan a reducir el estrés laboral, la falta de atención y aumentan el nivel de productividad.

Al reducir la sequedad y la cantidad de polvo que se acumula en el ambiente, liberan las vías respiratorias. Como también influyen en la energía y el estado de ánimo, por lo que ayudan a las personas a sentirse más ágiles.

Ofrecen remedios caseros

Muchas plantas cuentan con propiedades curativas, que son usadas en la industria farmacéutica para elaborar medicinas. Tenerlas en casa pueden servir para preparar ungüentos e infusiones. Además, al humidificar el aire, también mantienen la piel hidratada.

6 plantas para tener en el hogar

Dependiendo de la ubicación que tendrán en la casa y conociendo los beneficios de las plantas, estas son algunas de las que podrías elegir:

  1. Aloe vera o sábila. Tiene efecto astringente y digestivo y es útil para sanar afecciones en la piel. Además, controla el colesterol y los triglicéridos, es antidiabética, favorece la absorción de nutrientes, ataca las bacterias e incrementa las defensas. Para tener en cuenta a la hora de cuidar la piel luego de la exposición al sol o ante quemaduras, tiene un alto poder antiinflamatorio.
  2. Eucalipto. Sus hojas se usan para frenar algunas enfermedades relacionadas con el sistema respiratorio. Acelera la cicatrización y es un aliado para reducir las molestias causadas por el reumatismo.
  3. Menta. Está entre las variedades más usadas en aromaterapias. Ayuda a las personas con asma, alergias, resfriados y tos. También se utiliza para aliviar las flatulencias, migraña y dolor abdominal. Muchas personas incorporan hojas de menta en la preparación de infusiones como el mate.
  4. Ajo. Además de darle sabor a las comidas, es un importante medicamento natural, se utiliza para combatir la inflamación, mejorar las funciones inmunitarias, evitar la acción de las células cancerígenas y proteger el corazón.
  5. Jengibre. Cuenta con propiedades antibióticas, antioxidantes, antiparasitarias y antibacterianas. Alivia el malestar ocasionado por la gripe y el resfrío, calma dolores musculares, de cabeza y en las articulaciones, y es muy efectiva para náuseas y mareos.
  6. Tomillo. Tiene gran concentración de vitaminas A y C, cobre, fibra dietética y magnesio. Se usa para tratar dolores menstruales, retención de líquido, resacas y patologías bucales. Además, fortalece la memoria y aplaca los nervios.

Plantas como alimento

Además de regular la temperatura en el hogar, porque absorben la energía del sol para realizar sus funciones metabólicas, y de contar con propiedades curativas, también podemos elegir las que ofrecen alimentos frescos y saludables.

Podés armar tu propio huerto, ya sea en el jardín o en pequeños viveros en el balcón o incluso, dentro de la casa. De esta manera, podrás cultivar tus propios vegetales de alto nivel nutritivo y mucho sabor, como cebollas, tomates, zanahorias y pimientos o frutales de pequeño tamaño, hortalizas, especias y plantas aromáticas.

El único requisito es que puedan exponerse al sol en algún momento del día y recibir el agua necesaria. Los huertos ecológicos son más saludables, porque lógicamente carecen de químicos nocivos.

FuenteTN
Compartir

Comentarios