Se destacan el lanzamiento de un plan de 64 viviendas para Venado, 50 créditos hipotecarios para esa ciudad y 25 para Rufino.

En lo que va del 2018, la provincia puso en marcha 282 soluciones habitacionales en el sur santafesino por distintas operatorias y programas que incluyeron la firma de varios convenios, el lanzamiento de una línea de créditos hipotecarios y planes de vivienda tradicionales destinados a demanda general.

Entre los proyectos de mayor envergadura, las autoridades resaltaron el lanzamiento de un plan de 64 viviendas para Venado Tuerto, que se construirá en el barrio Santa Fe, en la zona este de la ciudad, específicamente en el terreno ubicado entre las calles Pujato, Sylvestre Begnis, Neuquén y Santa Cruz.

En paralelo, el titular de la cartera de Hábitat, Diego Leone, puso en marcha una nueva línea de 50 créditos hipotecarios para Venado Tuerto y 25 para Rufino.

Las familias que deseen acceder a uno de estos préstamos a largo plazo para la construcción de viviendas deberán contar con terreno propio emplazado dentro del tejido urbano, residir o trabajar en Venado Tuerto o Rufino como mínimo desde hace dos años y poseer ingresos demostrables por grupo familiar a partir de los 13.065,41 pesos para los prototipos de un dormitorio y de 16.160,62 pesos para el de dos dormitorios.

El secretario de Estado del Hábitat, Diego Leone, subrayó que “estas iniciativas representan una fuerte inversión de la provincia para que más familias santafesinas puedan alcanzar la primer vivienda propia”. Además, el funcionario provincial dijo que “las familias interesadas en participar de los sorteos de estas viviendas o créditos ya pueden inscribirse, sin intermediarios, en el Registro Digital de Acceso a la Vivienda, el nuevo sistema moderno, transparente y ágil del Gobierno de Santa Fe”.

Cabe destacar que para ambas localidades, la financiación será a 20 o 25 años y las cuotas a abonar no superarán el 20 por ciento del total de los ingresos mensuales del grupo familiar.

El gobernador Miguel Lifschitz valoró la posibilidad de que los santafesinos tengan acceso a una vivienda propia y que Santa Fe tenga una política activa al respecto. En este sentido, dijo: ” Es el primer paso para sentir que uno tiene un lugar en el mundo, que uno tiene un pedacito del mundo que nos pertenece. Es el lugar donde nos insertamos en la sociedad, recibimos a los vecinos, es el lugar de referencia, de anclaje, para proyectar el futuro”.

En distintas localidades

Los primeros días de febrero la provincia concretó la entrega de 20 viviendas en Bombal y 12 en Bustinza, dos proyectos que estuvieron paralizados durante varios años. En ambos casos, ante la imposibilidad de las comunas de continuar con las obras que les fueron delegadas, el gobierno provincial asumió la decisión de finalizarlas.

En esta misma situación se encontraban 15 viviendas de Salto Grande, 11 de Fuentes y 5 de Villa Mugueta que ya fueron sorteadas y resta concretar, en las próximas semanas, la entrega de las llaves.

Por otro lado, la administración provincial avanzó con la suscripción de nuevos convenios para ejecutar viviendas en Chapuy, Correa, San Jerónimo Sud, Teodelina, Maggiolo y Aarón Castellanos, consignaron las autoridades.

En el caso de Chapuy, se comenzará con una primera etapa de ocho unidades habitacionales que forman parte de un plan general de 24 viviendas.

En Correa, la provincia desembolsará casi 18 millones de pesos para la construcción de 22 casas por distintas modalidades, entre ellas el Programa Lote Propio y la operatoria Canasta de Materiales.

En tanto, el acuerdo rubricado con San Jerónimo Sud implica la construcción de 10 viviendas de dos dormitorios que serán destinadas a demanda general. Las mismas se emplazarán en la intersección de las calles Güemes y Hamburgo. Además, en Teodelina y Aarón Castellanos se ejecutarán cinco y dos casas respectivamente, para familias que vieron destruidas sus viviendas por las inundaciones sufridas en esas localidades.

Finalmente, en la comuna de Maggiolo se construirán otras dos viviendas bajo la modalidad Lote Propio, que se suman a las seis ya entregadas durante la actual gestión provincial.

Bajo el formato de Lote Propio, la provincia financia las obras y la comuna es la encargada de llevar adelante la construcción sobre terrenos que sean propiedad de las familias; el programa Canasta de Materiales se trata de créditos para compra de materiales y se destina, principalmente, a grupos familiares de bajos ingresos.

Por último, la provincia también entregó un anticipo financiero por $1.207.000 para poner en marcha 10 nuevas viviendas en Amenábar. Estas unidades se enmarcan en un plan general de 20 viviendas que se está llevando a cabo en esa localidad, de las cuales cinco ya fueron finalizadas y entregadas.

Comentarios