En Pavón y San José, barrio Pompeya, hoy por la mañana se produjo el incendio de una humilde vivienda familiar.

Una vecina contó que el siniestro empezó porque algunos de los hijos de la familia estaban jugando con un encendedor, y así se prendió fuego un colchón. Al intentar apagar el fuego, la madre sufrió algunas quemaduras.

Afortunadamente, los niños salieron ilesos, pero la situación es preocupante: “La señora tiene seis hijos y está pidiendo alguna ayuda porque se quedaron sin nada”, contó con mucha angustia la vecina entrevistada.

Bomberos Zapadores trabajaron para controlaron las llamas, enfriar las paredes y relevar los daños.

Comentarios