Familiares y víctimas de hechos delictivos se concentrarán el viernes 23 en Villa Hortensia y el miércoles 28 en los Tribunales provinciales.

Ante la escalada de violencia y los homicidios que se contabilizan desde el inicio del año, víctimas de la inseguridad impulsan dos nuevas movilizaciones en distintas sectores de la ciudad y en diferentes jornadas.

Una será el próximo viernes 23 en el Centro Municipal de Distrito Villa Hortensia, y otra el miércoles 28, desde las 19.30, en los Tribunales provinciales (Balcarce y avenida Pellegrini). Ambas se convocaron bajo la misma consigna: “¡Ya basta de sangre!”.

Una de las personas que convoca es Andrea Trebucobich, viuda de César Fernando Romero, a quien mataron a mediados de diciembre pasado a metros de su casa, en Callao y Doctor Riva.

“Todos los días hay cifras de muertes y robos violentos. No entendemos por qué la gente no se está preocupando”, advirtió en declaraciones a La Ocho.

Además, expresó: “Yo estoy adherida el grupo de Rosario Sangra desde antes de mi caso y siempre seguí con preocupación todo lo que se publica allí. No sólo hay muertes sino también robos muy violentos”.

Consultada sobre si pensaba que el problema venía por parte de la justicia y no de la presencia policial, Trebucobich afirmó: “Nos enteramos que se quieren mandar más fuerzas (de seguridad) a la calle y nosotros lo vemos totalmente inútil a eso, porque los que caen presos salen a los dos días”.

“La mayoría son menores y como ellos tienen la vida jugada no respetan tu vida tampoco”, agregó.

Para la convocatoria dijo que están tratando de dar con familiares que estuvieron en las convocatorias anteriores, en agosto y septiembre de 2016, para que los “guíen un poco” y poder tener mayor repercusión.

Respecto a la movilización en sí, contó: “Queremos que sea sin banderas políticas, porque no es eso lo que pretendemos. Nos afecta a todos de la misma manera, vengas de la rama que vengas, y nos sentimos un poco huérfanos en el camino que tenemos que recorrer después de los hechos”.

“No tenés una contención, no tenés ayuda. Está el caso de un chico que sufrió un asalto violento, le dieron un tiro en la pierna y a raíz de eso, lo echaron del trabajo”, añadió.

La convocatoria está dirigida, según Trebucobich, a quienes perdieron familiares y también a “gente que ha sufrido hechos violentos o que no quiere pasar por esto. Queremos resolver esta situación y tratar de hacernos escuchar”.

Para la mujer, la situación de violencia respecto a la marcha de 2016 es “tremenda. Los menores están cebados porque no hay nada que ellos tengan que pagar por hacer semejantes delitos. Si los llegan a buscar, al rato están afuera y nosotros con miedo”, admitió.

FuenteLa Capital
Compartir

Comentarios