El subsecretario General de Presidencia daría un paso al costado después de no declarar una cuenta millonaria en el exterior.


Valentín Díaz Gilligan le presentó este lunes al presidente Mauricio Macri su renuncia como subsecretario General de presidencia. El ahora exfuncionario presentó un escrito de seis líneas en la Oficina Anticorrupción para explicar por qué no declaró una cuenta millonaria en el exterior, pero decidió dar un paso al costado para no dañar la imagen del Gobierno.

El funcionario reconoció el viernes en TN Central: “No las declaré (las acciones). Presenté los balances en Gran Bretaña y pagué impuestos en cada lugar donde estuvo ese dinero, que es blanco y trasparente”.

Díaz Gilligan abrió personalmente la cuenta en 2012 cuando trabajaba para el Gobierno porteño, que en ese momento encabezaba Mauricio Macri, según reveló El País. La creó a nombre de una firma británica dedicada a negociar pases de jugadores de fútbol: Line Action.