Así lo sostuvo la secretaria General del gremio, Patricia Mounier. Cuestionó la propuesta escalonada del gobierno provincial esgrimida ayer en el ámbito paritario.

Patricia Mounier (LT10)

Tras el ofrecimiento de un 16% de incremento salarial, distribuido en tres tramos, despertó el rechazo inmediato del sector docente. Mientras se discute la propuesta en las asambleas de delegados, la secretaria General del Sadop, Patricia Mounier, aseguró que “no habrá un inicio habitual” del ciclo lectivo, cuyo inicio está previsto para el 5 de marzo.

“La propuesta no convence porque ese porcentaje es exiguo y porque los tramos hacen que el incremento salarial se termine cobrando prácticamente a fin de año. De todos modos, los delegados van a decidir la aceptación o el rechazo el viernes a la mañana. Pero estamos en un escenario complejo”, advirtió este martes la dirigente al ser consultada por LT10.

En ese orden, Mounier esgrimió que “en líneas generales, los delegados nos han manifestado su malestar porque el porcentaje es exiguo. Lo dijimos ayer en la reunión paritaria, entendíamos que el porcentaje tenía que ser mayor”, planteó y agregó: “El incremento se termina de cobrar con el salario de octubre en noviembre y los reemplazantes lo van a cobrar recién en diciembre. Estamos hablando de acá a un año para cobrar un incremento salarial que, además, es exiguo”, sostuvo y aludió a las subas de las tarifas de los servicios y de las canastas familiar y escolar. Por lo tanto, Mounier definió al panorama como un “escenario complejo”.

Al ser consultada sobre el comienzo de las clases, la secretaria General aseveró que, producto del malestar generalizado en el sector, el próximo lunes “no habrá un inicio habitual porque seguramente vamos a estar con medidas de fuerza. No solamente a nivel provincial, sino también a nivel nacional porque los gremios están planteando medidas de fuerza en contra del gobierno nacional que no habilita la paritaria”, definió.