Era atendido en el hospital Cullen, donde se lo intervenía quirúrgicamente. El cuadro es de suma complejidad.

César Pauloni (LT10)

Un joven de 23 años sufrió un grave accidente laboral en la planta Purina, ubicada en Santo Tomé, este viernes alrededor de las 7. Las circunstancias de lo ocurrido son materia de investigación, mientras que el muchacho fue trasladado al hospital José María Cullen, donde era intervenido quirúrgicamente.

Según expresó el subdirector del efecto de salud, César Pauloni, indicó que “aproximadamente a las 7.30 ingresó una persona de 23 años en un estado extremadamente delicado. Lo trajo el 107 desde una fábrica asentada en la zona de Santo Tomé. El paciente vino con aplastamiento de cráneo, fractura de cráneo, contusión pulmonar. Se puso en respirador el paciente, en urgencias. Se hizo una tomografía que certificó el traumatismo severo de cráneo y ahora los neurocirujanos están evaluando y esperando para que lo ingrese a quirófano”.

En contacto con los medios locales, el profesional refirió que, acorde lo expresado por los acompañantes, “con la protección de uno los zamping allí se produjo el hecho”. A instancias de los estudios realizados, se comprobó que “hay sangrado dentro del cerebro”. Pauloni definió el cuadro como “extremadamente grave” y previó que el paciente pasará a terapia intensiva tras abandonar el quirófano y “se debe ver cómo afronta la cirugía”, advirtió.