Es el único lugar del mundo con una tendencia ascendente de embarazos en esta franja de la población. ¿Qué pasa en Argentina?

América Latina y el Caribe es la segunda región del mundo con más cantidad de embarazos adolescentes, con una tasa de 66,5 nacimientos por cada 1.000 jóvenes de entre 15 y 19 años. Sólo África subsahariana la supera.

Los datos corresponden al último informe publicado por la Organización Panamericana de la Salud (OPS), el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) y el Fondo de Población de las Naciones Unidas (Unfpa).

La mayoría de los países con las tasas más elevadas de fecundidad adolescente en la región están en América Central, encabezados por Guatemala, Nicaragua y Panamá, según consignó la agencia Efe y reprodujo Doc Salud. En el Caribe, son República Dominicana y Guyana los que tienen los índices más elevados, mientras que en América del Sur, Bolivia y Venezuela registran las mayores tasas.

La tasa mundial se estima en 46 nacimientos por cada 1.000 jóvenes de entre 15 y 19 años. Cada año quedan embarazadas en el mundo 16 millones de adolescentes de esas edades y dos millones menores de 15 años. América Latina es la única región del mundo con una tendencia ascendente de embarazos en esta franja de la población.

En Argentina, la tasa de fecundidad adolescente se ubica en el 68 por 1.000, muy superior al promedio que la ONU adjudica a las regiones menos desarrolladas, donde se producen 48 embarazos cada 1.000.

A pesar de que la tasa de embarazo adolescente en Argentina es una de las más elevadas a nivel regional, el acceso de las mujeres a los métodos anticonceptivos se encuentra por encima del promedio mundial llegando, incluso, al que se registra en países desarrollados.