En coincidencia con el Día Internacional de la Mujer, en las ciudades de Rosario y Santa Fe se recibieron cientos de consultas en los espacios dispuestos por el Ministerio de Salud.

En el marco del Día Mundial de la Salud Renal que se conmemora cada segundo jueves de marzo, el Ministerio de Salud realizó diversas actividades con el fin concientizar y reducir las enfermedades renales. De la iniciativa también participaron el Centro Único de Donación, Ablación e Implantes de Órganos (Cudaio) y el Programa de Abordaje Integral de Enfermedad Renal (Paier).

Una de las actividades se desarrolló en la Plaza San Martín de la ciudad de Rosario bajo el lema “Riñones y salud de la mujer. Incluir, valorar, empoderar”. Allí se encuestó y controló a más de 300 mujeres.

La ministra de Salud, Andrea Uboldi, señaló que “la detección y el tratamiento precoz son fundamentales ya que reducen el impacto de la enfermedad renal crónica de larga duración”. Asimismo, mencionó que “en esta jornada coinciden dos fechas importantes: el Día Internacional de la Mujer y el Día Mundial del Riñón, y desde el Ministerio de Salud apoyamos ambas causas y las hicimos coincidir, en este caso destacando el enfoque de la salud renal en la mujer”.

En tanto, el coordinador del Paier, Alberto Alles, expresó que “este día nos da siempre la oportunidad de recordar a la población la importancia de la prevención y la detección temprana. Si bien hay una gran deuda en el mundo respecto a esto, en Santa Fe tenemos un programa que nos pone a la vanguardia y asuminos el desafío de tener cada vez mayor alcance”, dijo, y agregó que “como provincia estamos a la cabeza de todos los planes en materia de prevención de la salud renal”.

Alles advirtió que las causas de la enfermedad renal crónica son hipertensión arterial, diabetes y obesidad, que “constituyen el eje para provocar la enfermedad renal y el mayor de los problemas que tenemos es que no suelen ir acompañados de síntomas hasta tanto esté muy avanzada la patología; de ahí la importancia de hacerse los chequeos médicos preventivos”.

Finalmente recordó que “después de los 35 o 40 años es conveniente hacerse un chequeo médico. Esa es la mejor manera de prevenir o retrasar la progresión a estadios más graves de la enfermedad renal y sus complicaciones, así como disminuir el riesgo asociado a las enfermedades cardiovasculares”.

Por otra parte, también este jueves, se realizó en el Círculo Médico de Rosario una reunión coordinada por el Paier junto a la Sociedad de Obstetricia y Ginecología, destinada exclusivamente a profesionales de la salud. Allí se debatieron las maneras de abordar y tratar la Enfermedad Renal Crónica, la hipertensión arterial en el embarazo, las patologías renales prevalentes en la mujer, las enfermedades autoinmunes de Lupus, las infecciones urinarias y las relacionadas con el embarazo.

En Santa Fe

Durante todos los miércoles de marzo, entre las 9 y las 12:30, junto a la municipalidad local, se instala la Carpa Saludable en distintos lugares de la ciudad para promover la salud renal.

El equipo de trabajo ya pasó por barrio “Las Flores” y seguirá el siguiente cronograma:

– Miércoles 14: plaza Vanossi (Facundo Zuviría y Padre Genesio)

– Miércoles 21: plaza Fournier (Castelli y Gobernador Freyre)

– Miércoles 28 en plazoleta Las Flores (en Peñaloza y Regimiento 12 de Infantería)

Las actividades programadas consisten en la entrega de folletería y la recepción de consultas acerca de la temática. También se realizarán encuestas y estudios biomédicos para detectar los factores de riesgo. Específicamente, se tomarán las medidas antropométricas -peso, talla, cálculo de índice corporal-, controles de presión arterial y análisis de muestra de orina.

Estadísticas

La Enfermedad Renal Crónica afecta a nivel mundial a 195 millones de mujeres, constituyéndose como la 8ª causa de muerte en el mundo.

En la provincia de Santa Fe, 2000 personas sufren enfermedad renal y deben dializarse periódicamente para sobrevivir. Además, 603 se encuentran a la espera de un trasplante de órganos, de las cuales 450 aguardan recibir un trasplante renal.

Según datos del Incucai, a nivel nacional son 30.000 las personas que se dializan periódicamente y las mujeres inscriptas en la lista de espera por un trasplante renal alcanzan las 2800. En la última década se realizaron trasplante renal unas 5160 mujeres.

Guía para el cuidado de la salud renal

– Mantenerse activo: realizar ejercicios físicos que ayudan a reducir la presión arterial y, por lo tanto, reduce el riesgo de enfermedad renal crónica

– Controlar la presión arterial: la hipertensión arterial causa daño renal y mucho más si se asocia a otros factores de riesgo como dislipemia y/o diabetes

– Mantener el control del nivel de azúcar en la sangre: es importante que las personas con diabetes se controlen de manera regular el funcionamiento renal

– Beber abundante líquido, entre un litro y medio y dos litros diarios: aumentar la ingesta de agua facilita la eliminación de sodio y tóxicos por los riñones, lo cual disminuye notablemente los riesgos de desarrollar enfermedad renal

– Seguir una dieta saludable, mantener un peso adecuado y moderar el consumo de la sal

– Evite fumar: el tabaquismo afecta al riñón

– No utilizar fármacos antiinflamatorios por largos períodos de tiempo: es conocido el daño renal de los denominados antiinflamatorios no esteroides

– Realice control de sangre y orina si presentan los siguientes factores de alto riesgo: diabetes, hipertensión arterial, obesidad o antecedentes de familiares que padezcan de alguna enfermedad renal

– En el caso de embarazo, la mujer debe consultar con las áreas de nefrología y obstetricia.