En una entrevista con América, el diputado del PRO no se dio cuenta que seguía en vivo.

El jefe del bloque de Diputados del PRO, Nicolás Massot, protagonizó un momento peculiar en el programa Buenos Días América que conduce Antonio Laje que se emite en simultáneo por A24 y el canal de aire de América. Mientras era entrevistado, el legislador pensó que se había cortado la retransmisión del ciclo y empezó a hablar más libremente.

¿Por qué se produjo la equivocación del diputado del PRO? A las 9:30, Laje se despidió de los televidentes de A24 y prosiguió con la entrevista para la señal de aire, donde continúa su programa. En ese momento, Massot se confundió y se creyó que fueron a un corte y siguió respondiendo a las preguntas pensando que sus dichos no eran difundidos por las cámaras.

Al hablar de las posibilidades electorales de Cambiemos, sostuvo que el próximo en gobernar será el PJ y que erradicar la pobreza va a necesitar dos décadas: “Es un proceso de 20 años que posiblemente lo termine el peronismo, ojalá lo termine el peronismo, en qué sentido, ojalá lo que venga después sea una continuación de lo grueso del plan económico que se está haciendo ahora”.

Ante la reacción de los periodistas, Massot sostuvo: “¿Alguien tiene duda que nosotros nos podemos quedar seis años más, 10 y luego quien va a venir? El Partido Justicialista reciclado, cuando resuelvan” su situación. Fue entonces cuando se dio cuenta que la cámara que tenía enfrente seguía funcionando. El periodista Ramón Indart se lo confirmó al legislador: “Sí, estamos al aire”. “Siempre estuvimos al aire”, aclaró Laje.

En su cuenta de Twitter, el diputado reconoció su error y le restó importancia: “Gracioso momento en @AmericaTV con @lajeantonio y @rindart . Hay que saber reírse de uno mismo y de estas reacciones espontáneas. Afortunadamente, ya no hay dobles discursos. Pienso y ratifico todo lo que dije ‘al aire’ Solo hubiera gesticulado menos y omitido la palabra quilombo”.

En su participación, Massot cuestionó a empresarios como ya hicieron varios representantes del Ejecutivo en los últimos días . “Es una clase empresaria de un país que durante 60 años se acostumbró a cambiar el ritmo de la economía y las reglas del juego permanentemente”, enfatizó Massot.

El diputado consideró que en el país hay algunos empresarios que están acostumbrados a concurrir al Ministerio de la Producción a “pedir anabólicos artificiales”, en referencia a subsidios y medidas de protección arancelaria. En ese marco, sostuvo que el Gobierno tiene la “responsabilidad que haya rentabilidad en la Argentina” porque “los empresarios tienen que ganar plata”.

“En Argentina en algunos sectores ya hay una rentabilidad importante y por eso empuja la inversión y otros todavía no”, subrayó. Señaló que el Gobierno hubiera “querido bajar un poco más la presión fiscal” pero que no logró “consensos” en el Congreso con ese objetivo y señaló que “así es la República”.