Uno de los nuevos móviles policiales registró la existencia de una denuncia por robo que pesaba sobre un Ford Focus y demoró a la conductora. La mujer mostró los papeles del vehículo y culpó a su ex por la maniobra

Uno de los nuevos patrulleros inteligentes de la Policía local detectó mediante la chapa patente un vehículo con pedido de captura.

Pasadas las 12 de este viernes, agentes advirtieron desde la unidad oficial identificable N° 7601 (las llamadas “inteligentes”) que regía una denuncia contra un Ford Focus desde el pasado 8 de enero.

Comunicaron la situación y el pedido de secuestro del auto a la Fiscalía de Flagrancia y demoraron a la conductora, quien fue identificada como Marina R., de 41 años.

La mujer presentó la documentación del auto a su nombre y dijo que la falsa denuncia la habría realizado su ex pareja, informaron fuentes policiales.

El procedimiento quedó a cargo de comisaria 15º que interviene por razones de jurisdicción.