Agentes de la Guardia civil han detenido a la pareja del padre de Gabriel Cruz tras hallar el cadáver del niño de 8 años desparecido el pasado 27 de febrero en Las Hortichuelas, en Níjar (Almería).Según ha informado el Ministerio del Interior, Ana Julia Quezada Cruz, a la que la Guardia Civil interrogó el pasado miércoles, fue detenida cuando transportaba el cadáver del pequeño en el maletero de su coche.

Fue precisamente ella la que el fin de semana pasado encontró cerca de una depuradora la camiseta blanca interior que llevaba el niño el día de su desaparición. La detenida se encuentra en dependencias de la Comandancia de la Guardia Civil, según ha informado el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, que ha pedido que “no se divulguen ningún tipo de bulo” y “se deje trabajar a la Guardia Civil”Zoido, ha transmitido a la madre del pequeño, con quien ha hablado por teléfono, su sentimiento de profundo dolor y conmoción por el hallazgo. También el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha compartido con “todos” los españoles el “dolor” por la muerte de Gabriel. En estos días, las áreas de búsqueda en Las Hortichuelas y sus alrededores se habían rastreado no una sino en varias ocasiones al objeto de evitar pasar por alta el más mínimo indicio que pueda arrojar algo de luz sobre el misterio de la desaparición de Gabriel. Hoy mismo, profesionales y especialistas trabajaban en 400 puntos de interés como balsas y pozos para localizar.

Fotografía de Ana Julia Quezada Cruz, detenida por la muerte de Gabriel. Facebook
Ana Julia era la principal sospechosa para los investigadores de la Guardia Civil. Los agentes no habían procedido a detenerla antes por si el niño se encontraba con vida, según han informado fuentes de la investigación. La detenida estaba transportando el cadáver por miedo a que fuera encontrado durante alguno de los innumerables rastreos organizados durante estos días. Las sospechas se centraron en ella después de que fuera quien hallara la camiseta blanca que llevaba el niño puesta cuando desapareció. La camiseta fue encontrada entre unos matorrales, aproximadamente a unos cuatro kilómetros del lugar donde se perdió el rastro del pequeño. De hecho, Ana Julia resultó herida al caer por el terraplén donde se encontraba la prenda. Fue ella la que llevó la camiseta hasta el puesto de mando avanzado de la Guardia Civil en Las Negras. Cuando la encontró Ana Julia se encontraba paseando con el padre del pequeño. El hallazgo de la prenda centró la búsqueda en una depuradora cercana en donde no se halló rastro del niño. Las circunstancias del hallazgo de la camiseta, una vez concluida la búsqueda con resultado negativo en el entorno de la depuradora, incomodaba a los investigadores, ya que, aunque no lo llegaron a confirmar, al parecer se encontraba seca en una zona donde los días anteriores se habían producido fuertes precipitaciones.

Gabriel desaparecido
El pequeño, de ocho años de edad, salió de casa de su padre el día 27 de febrero a las 15.00 horas para ir a casa de un vecino. El trayecto entre ambas viviendas apenas llega a los 100 metros, pero nunca llegó.La familia dio la voz de alarma en torno a las 20 horas, al confirmar que el niño no estaba en casa de los vecinos y que nadie sabía dónde estaba. Fue entonces cuando se activó un operativo de búsqueda que comenzó con un centenar de operativos y que sumaba más de 400 efectivos.Unas cinco horas después la Guardia Civil activó un dispositivo de búsqueda al que se sumaron unidades especializadas, entre ellas la Unidad Central Operativa (UCO) del Instituto Armado. El miércoles 28 de febrero interrogaron al hombre que llevaba dos años acosando a la madre del niño. Este hombre permaneció casi 72 horas detenido y el juez lo envió a prisión por saltarse la orden de alejamiento. El propio Ministerio del Interior explicó que había “manipulado” la pulsera telemática que controlaba que no se acercara a Patricia. La madre de Gabriel, no obstante, siempre dijo que esta persona no tenía nada que ver con la desaparición de su hijo.