La información fue dada a conocer por el Ministerio de Seguridad. La mayoría son revólveres y cerca del 10 por ciento son de fabricación casera

Un total de 128 armas de fuego fueron secuestradas en los primeros dos meses de este año por la policía rosarina. En su mayoría se trata de pistolas, revólveres y armas de fabricación casera conocidas como “tumberas” que fueron incautadas en procedimientos de diversa índole, muchos de ellos en las zona sur, sudoeste y norte de la ciudad.

El dato lo dio a conocer el Ministerio de Seguridad de la provincia a partir de un trabajo de la Policía de Investigaciones (PDI), a través del Departamento de Análisis Criminal. Según el informe, del total de armas secuestradas 80 se incautaron durante el mes de enero y las 58 restantes en febrero.

Según la información oficial, en los primeros sesenta días del año en curso se secuestraron en diversos procedimientos un total de 128 armas de fuego, lo cual implica un promedio de dos armas por día. La mayor parte de los secuestros, según se indicó desde el ministerio, se produjo en la zona sur de la ciudad de Rosario.

Desde la cartera de Seguridad se detalló que la mayoría de las armas incautada fueron revólveres (son aquellas armas que tienen tambor para almacenar los proyectiles) con un total de 56 unidades que representan un 43,7 por ciento del total de lo secuestrado. En ese sentido se indicó que entre los tipos de armas más frecuentes se decomisaron 17 revólveres calibre 22, la misma cantidad de calibre 32 y once armas calibre 38.

En ese marco, en los primeros dos meses del año se secuestró un total de 45 pistolas, lo que representa algo más del 35 por ciento del total de armas secuestradas. Dentro de este tipo de armamento, 18 fueron calibre 9 milímetros, ocho eran calibre 22 y cinco calibre 11.25. Finalmente, en tercer lugar se ubicaron las “tumberas”, de las cuales se secuestraron catorce, lo que significa casi un 11 por ciento del total.

En este contexto, desde el Ministerio de Seguridad afirmaron que “este tipo de controles en vía pública, sumado a la implementación de los nuevos patrulleros, permiten profundizar uno de los objetivos de la gestión del ministro Maximiliano Pullaro que tiene que ver con retirar armas de las calles. Eso permite evitar muertes, situaciones de amedrentamiento, amenazas y el tráfico de armas que, en muchos casos, favorece las economías delictivas”.

Procedimiento

En ese marco, ayer se conoció un procedimiento realizado en barrio Las Flores a partir de un llamado al 911 que derivó en la llegada de agentes del Comando Radioeléctrico por disturbios en Jazmín al 7200. Cuando llegaron los uniformados observaron a dos personas que ante la presencia policial se descartaron un bolso rojo en la vía pública.

Luego de requisar el bolso los policías encontraron en su interior un revolver calibre 38 marca Long con empuñadura de madera, tres cargadores de 9 milímetros, siete cartuchos calibre 9 intactos, cinco vainas servidas de ese mismo calibre, una vaina servida calibre 40, tres cartuchos 12.70 y un chaleco antibalas con funda negra sin marca visible.

Un joven de 21 años fue identificado como quien portaba el bolso y se decidió trasladarlo preventivamente a la subcomisaría 19ª. Un rato más tarde se hizo presente en esa dependencia otro joven de 29 años que intentó liberar a su amigo, por lo que también quedó detenido. Ambos esperaban al cierre de esta edición que la Fiscalía de Flagrancia decidiera sobre su situación procesal.