El ministro de Gobierno y Reforma del Estado esgrimió que la propuesta de la semana pasada “sostiene y garantiza el nivel salarial frente a la inflación posible de este año”. Y adujo: “Cualquier mejora implica restar recursos de otras partidas. Lo que hacemos es cuidar el normal funcionamiento del Estado”. Se evaluará el descuento de las jornadas de paro previsto para esta martes y miércoles.

Pablo Farías (LT10)

Previo a la huelga de 48 horas, dispuesta por los gremios que representan a los estatales y a los docentes en la provincia, el ministro de Gobierno y Reforma del Estado cuestionó la medida y no descartó que disponga el descuento de los días no trabajados. En declaraciones a LT10, Pablo Farías sostuvo este lunes que el 16% propuesto “implica tomar dinero que se resta de otras partidas, no hay un exceso o un superávit que se destine a eso y que estamos regateando para no gastarlo. Esto es lo que diferencia las paritarias del sector público de las del sector privado. No estamos discutiendo cómo distribuimos una ganancia, sino cómo utilizamos los recursos del Estado, cómo se invierte de la mejor manera teniendo en cuenta la necesaria actualización del salario de los trabajadores y, por otro lado, no afectar los servicios y las inversiones de bienes de capital que el Estado tiene que hacer”.

Bajos esa línea argumental, el funcionario ponderó la propuesta realizada la semana pasada al considerar que “sostiene y garantiza el nivel salarial frente a la inflación posible de este año. Inclusive, el viernes hicimos una mejora en el primer tramo a cumplirse en marzo –subrayó–. Cualquier mejora implica restar recursos de otras partidas, de otras jurisdicciones. Y lo que hacemos es cuidar el normal funcionamiento del Estado”.

Farías insistió, en ese orden, que desde el gobierno provincial se contempla que el 16% “sostiene el poder adquisitivo del salario de los trabajadores y eso es imprescindible. Modificar ese incremento en los tramos, se puede ver. Hay formas de aplicarlo de otra manera sin incurrir en mayores costos, o con costos que están dentro del margen de lo posible. Pero irnos mucho más allá del 16% sería, por lo menos, imprudente en la proyección actual”, aseveró.

Además, el titular de la cartera de Gobierno resaltó la inclusión de la cláusula gatillo que “se activa cuando la inflación supera el monto acordado. Si en algún momento del año la inflación supera ese 16% que estamos ofreciendo a los trabajadores, será el momento de producir un aumento mayor. Como lo hicimos el año pasado”, evocó.

Con relación a la medida de fuerza dispuesta por UPCN, ATE, Sadop y Amsafe, el ministro indicó: “Nos parece excesivo un paro de 48 horas cuando tenemos este nivel de fuerzas, este nivel salarial que ofrece la provincia de Santa Fe y una mesa de diálogo permanente”.

Ante la consulta sobre un posible descuento de las jornadas no trabajadas, aseguró que es factible que así ocurra. “Lo vamos a evaluar esta semana. No es una decisión tomada aún, pero es muy probable. Es un mecanismo propio del derecho que tiene el Estado para realizar este descuento. Para nosotros es importante –planteó– porque no estamos cerrando la paritaria, no estamos firmando un aumento por decreto. Estamos respetando la ley vigente y estamos en un diálogo que creemos importante, que ha sido importante estos últimos 10 años para el nivel de salarios que paga la provincia de Santa Fe”, señaló.