La Corte Suprema de Brasil decidió excluir de su agenda de marzo y abril al habeas corpus del ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva, quien según varios analistas podría ser detenido antes de fin de mes a raíz de su condena en dos instancias por corrupción, informa hoy la prensa brasileña.

La presidente del Supremo Tribunal Federal, Carmen Lúcia Antunes, tampoco incluyó en la agenda del máximo tribunal del país los recursos que objetan la posibilidad de que alguien sea detenido con fallos en segunda instancia.

“Ha crecido la posibilidad de que el ex presidente Lula sea detenido a fin de mes. Todas las señales del Supremo Tribunal Federal, corte que podría impedir la detención de Lula, indican eso”, informó hoy la radio CBN, la más influyente del país, en base a información del columnista Kennedy Alencar.

El Tribunal Regional 4 de Porto Alegre deberá tratar desde la semana próxima los “embargos de declaración” presentados por el líder del Partido de los Trabajadores luego de su condena en segunda instancia a 14 años y un mes de prisión por corrupción.

Lula fue condenado en primera instancia por el juez Sérgio Moro y luego por la cámara de Porto Alegre, que ordenó detenerlo una vez agotados los recursos de queja ante el mismo tribunal, que los rechazará ya que el fallo fue unánime.

En este escenario corre el reloj contra Lula, candidato favorito a vencer las elecciones presidenciales de octubre y que puede quedar inhabilitado cuando registre su nombre ante la Justicia electoral a raíz de que fue condenado en dos instancias.

La presidenta del Supremo Tribunal Federal, que llegó al cargo por indicación de Lula durante su gobierno (2003-2010), quedó en medio de una polémica luego de que el domingo se fotografiara cuando recibía al presidente brasileño, Michel Temer, a quien el tribunal investiga por corrupción.

La defensa de Lula apela también para que la corte que preside Carmen Lúcia Antunes se reúna y decida si es legítimo detener a alguien sin que haya pasado antes por todas las instancias judiciales, como marca la Constitución.

El tribunal supremo emitió un fallo que ordena la captura de quien sea condenado en segunda instancia, algo que es tomado como referencia por el tribunal de Porto Alegre, que en su sentencia ordenó la detención de Lula.

El diario Jornal do Brasil, de Río de Janeiro, escribió que “el tribunal regional de Porto Alegre inicia esta semana el análisis de los recursos presentados por Lula contra la condena. El tribunal es veloz cuando se trata de Lula y por eso la orden de detención puede ocurrir en marzo”.

Lula presentó un habeas corpus preventivo ante el Supremo Tribunal Federal que fue rechazado por el juez Edson Fachin con el argumento de que toda la corte debe votar el asunto.

El ex presidente perdió también en la corte penal, el Supremo Tribunal de Justicia, una tercera instancia del fuero criminal, que rechazó el habeas corpus preventivo unanimidad (cinco votos contra cero).

Lula denuncia un persecución jurídica para no dejarlo participar en las presidenciales del 7 de octubre, en la que es favorito a ganar en primera y segunda vuelta, según todas las encuestas.

La condena de Lula está vinculada a la Operación Lava Jato, que lo acusa de haber recibido en propiedad oculta un departamento en el balneario de Guarujá, en la costa del estado de San Pablo, por parte de la empresa constructora OAS dentro de los sobornos o caja dos electoral que de esta firma recibía el Partido de los Trabajadores.