Dos años aproximados hace que se encuentra sin ambulancia el hospital de Garabato y los vecinos de la localidad y del distrito deben afrontar toda la problemática que eso acarrea.

“Tuvimos que esperar mas de una hora y media para trasladar a un hermano que sufrió un accidente”, manifestó un vecino que se comunicó con nuestro medio, “Estamos juntando firmas para enviar un pedido a las autoridades provinciales para que nos den una solución”, decía.

Por otro lado el Dr. Alberto Demartín, medico del SAMCo de ese lugar, calificó como un problema muy serio el que les toca vivir en ese nosocomio tras la falta de ambulancia, “lo que demoramos con un paciente en riesgo para llegar a un centro de salud mas complejo con una salida normal de Garabato, hoy lo demoramos en esperar que un móvil llegue desde Intiyaco o algún lugar cercano que tenga una ambulancia disponible”, manifestó.

“En los últimos días se complicó aún más la situación con los pacientes del distrito, por ejemplo de Pozo de los Indios, cuando teníamos una emergencia tratábamos de apurar el traslado con un móvil de la comuna, pero ahora ese móvil está descompuesto y es más compleja la situación, ya que se demora más en llegar hasta esos lugares”, agregaba el médico.

Consultado si trasladó la problemática a las autoridades provinciales, el Dr. Demartín manifestó, “las autoridades de salud conocen nuestra problemática, pero no nos dieron ninguna solución a nuestros reclamos ya que nos argumentaron que se complicó la entrega de un móvil nuevo por un problema de licitación, tampoco nos mandaron un móvil usado para que tengamos hasta que nos llegue la nueva”, agregó.

Este problema de la falta de ambulancia, llegó a padecerla la propia familia de la actual presidente de comuna Belkis Villalba, fue cuando se descompensó su difunto esposo Manuel Muñoz y debió ser trasladado en una camioneta, recién cerca de El Arazá, o sea en la mitad del camino pudo ser auxiliado por una ambulancia que bajaba desde Reconquista.