“La gestión de un gobierno se ve en las obras concretas que deja a las nuevas generaciones”, afirmó el mandatario provincial durante el acto inaugural.         

El gobernador Miguel Lifschitz, junto al intendente de San Justo, Nicolás Cuesta, inauguró este lunes obras de pavimentación de siete cuadras en Centro Cívico de Barrio Reyes y de iluminación, veredas y dársenas en las calles Alem y San Roque.

“Siempre que venimos aquí es para poner en marcha nuevos proyectos, para inaugurar obras, para soñar juntos, con el equipo municipal, en el futuro de San Justo y en el Santa Fe”, afirmó Lifschitz.

“La gestión de un gobierno se ve en las cosas concretas que deja a las nuevas generaciones: una nueva escuela, un nuevo edificio para el profesorado, la pavimentación de un sector de la ciudad, una nueva iluminación. Esas son las obras que perduran y cambian la realidad”, resaltó.

“Estamos haciendo una inversión inédita en la provincia de Santa Fe. Llevamos más de 25 mil millones invertidos en los primeros dos años y nos proponemos una cifra similar sólo en 2018. Hemos demostrado que se pueden tener los recursos para hacer las obras que se necesitan con transparencia, con ingenio e inteligencia, manteniendo diálogo con el gobierno nacional, trabajando codo a codo con gobiernos locales y buscando el apoyo de los organismos de créditos internacionales”, añadió el gobernador.

“San Justo es una cabecera de departamento y un hito para el desarrollo regional. Necesitamos generar más desarrollo en el norte santafesino. Para eso pusimos en marcha el Plan del Norte. Ustedes son la puerta de ese norte, por eso tienen que seguir creciendo y progresando de manera planificada para garantizar la calidad de vida de sus habitantes”.

“Soñamos con una Santa Fe grande y sabemos que se puede concretar. Lo podemos hacer y lo estamos haciendo. En pocos años más Santa Fe va a ser la mejor provincia de la Argentina. Queremos una provincia moderna e integrada al mundo”, finalizó el gobernador.

Una obra anhelada

Por su parte, Cuesta expresó que “es un honor haber recorrido con el gobernador la ciudad, tomando agenda de las cosas que hay para hacer y sabiendo que eso después se cumple con gran entusiasmo”. Además, agregó que “vamos a ser parte de la historia más importante de la construcción, donde San Justo y la provincia de Santa Fe van a estar a la cabeza del país”.

A su turno, el senador departamental, Rodrigo Borla, se refirió a esta obra como “muy anhelada por todos los sanjustinos y por todo el departamento. Una inversión genuina de la provincia de Santa Fe”.

Durante el acto, el gobernador entregó a la municipalidad de San Justo, un aporte por $ 3.130.089,72 para hormigón, asfalto en frío y cordón cuneta en distintos sectores de la ciudad.