El gobernador advirtió que “no puede alejarse del contexto. Hemos hecho la mejor propuesta del país, el 16 por ciento”. Este martes se inician paros de 48 horas de docentes, estatales y médicos.

En el inicio de una nueva semana de paros, el gobierno provincial busca enviar señales a los gremios del sector público en busca de un acuerdo que por ahora parece lejano. El gobernador Miguel Lifschitz deslizó que hay “algún margen” para mejorar la oferta salarial rechazada en forma unánime por todos los sindicatos. De todos modos, el mandatario aclaró que “Santa Fe no es una isla y no puede alejarse del contexto nacional”, en clara defensa del porcentaje ofrecido a estatales y docentes.

A los paros ya definidos para martes y miércoles (docentes, estatales y médicos) se suman los trabajadores municipales (miércoles y jueves), que también rechazaron la propuesta salarial de los intendentes y presidentes comunales. En todos los casos, la oferta implica un incremento del 16 por ciento en tres tramos (marzo, julio y octubre) calculado sobre el salario de diciembre, es decir sin contar el 1,1 por ciento otorgado en enero por la aplicación de la cláusula gatillo correspondiente a la paritaria 2017.

Lifschitz se metió de lleno en el tema al señalar que la provincia de Santa Fe hizo dos propuestas “y hay algún margen para mejorarlas”. En declaraciones al programa “Los días contados”, el mandatario provincial defendió la propuesta de su gobierno: “Hemos hecho la mejor propuesta del país, el 16 por ciento, que está por encima de la que hizo Buenos Aires, del 12 por ciento, y con cláusula gatillo, que es algo que el gobierno nacional el año pasado ofreció en varias negociaciones y ahora lo borró”.

Aunque dio señales sobre la posibilidad de mejorar la oferta salarial, el gobernador santafesino no dejó de reconocer que “Santa Fe no es una isla y no puede alejarse del contexto nacional”, en alusión al “techo” del 15 por ciento que pretende establecer la Nación para controlar la inflación.

En el mismo sentido se manifestó el ministro de Gobierno de la provincia Pablo Farías, quien indicó que en función del estado actual de las finanzas públicas un aumento salarial superior al 16 por ciento “es imprudente”.

Según Farías, el 16 por ciento de aumento “implica tomar dinero que se resta de otras partidas, no hay un exceso o un superávit que se destine a eso y que estamos regateando para no gastarlo. Esto es lo que diferencia las paritarias del sector público de las del sector privado. No estamos discutiendo cómo distribuimos una ganancia, sino cómo utilizamos los recursos del Estado, cómo se invierte de la mejor manera teniendo en cuenta la necesaria actualización del salario de los trabajadores y, por otro lado, no afectar los servicios y las inversiones que el Estado tiene que hacer”.

En este sentido, Farías cuestionó las medidas de fuerza dispuestas por los estatales de UPCN y ATE y los docentes de Amsafé y Sadop: “Nos parece excesivo un paro de 48 horas cuando tenemos este nivel salarial que ofrece la provincia de Santa Fe y una mesa de diálogo permanente”.