La Defensoría pidió que se “tomen medidas necesarias y urgentes” para evitar que la planta de Oil en San Lorenzo quede sin mantenimiento.


La institución remitió notas a los organismos nacionales y provinciales competentes, así como al juez a cargo del concurso de acreedores de la empresa. Pidió garantizar la seguridad ambiental y de los ciudadanos de la región.

El defensor se reunió el 10 de marzo con trabajadores de la refinería y representantes del Supeh.

La Defensoría del Pueblo de la provincia de Santa Fe expresó este miércoles al Ministerio de Energía y Minería, la Subsecretaría de Recursos Hidrocarburíferos, la Secretaría de Control Ambiental, la Subsecretaría de Puertos y Vías Navegables (estos organismos nacionales), la Secretaría de Medio Ambiente provincial y al juez de Primera Instancia en lo Comercial Nº8 Javier Cosentino (a cargo del concurso de acreedores) “su profunda preocupación” por la situación que se vive en la refinería de la empresa Oil en la ciudad de San Lorenzo y les pidió que “tomen medidas necesarias y urgentes” para evitar que la planta quede sin mantenimiento. La institución intervino en esta crisis a pedido del Sindicato Unido Petroleros e Hidrocarburíferos (Supeh) filial San Lorenzo, cuyos integrantes manifestaron, en una reunión mantenida el sábado 10, su alerta por la posibilidad de que el abandono de la producción derive en una crisis ambiental.

La Defensoría cursó los oficios a los organismos competentes en la materia destacando que el “Supeh San Lorenzo y personal jerárquico de la planta indicada manifestaron que las operaciones de refinamiento y producción fueron suspendidas, hecho que deja la planta sin el mantenimiento necesario y genera una situación de riesgo para los ciudadanos que viven en sus alrededores y de la ciudadanía en general”. La institución agregó que “los riesgos manifestados, entre otros, incluyen la eventual contaminación del río Paraná y de la zona cercana a la planta en conflicto”.

Finalmente, el organismo provincial pidió que, dado la gravedad que reviste el asunto, se brinde “una respuesta a esta solicitud a los fines de transmitir tranquilidad a la comunidad”.

La situación

El defensor del Pueblo de la provincia, Raúl Lamberto, acompañado del director de Atención a la Ciudadanía, Leandro Piazza, participaron el sábado 10 de marzo de un encuentro en la sede del Supeh San Lorenzo. Allí se interiorizaron respecto de la situación operacional de la refinería y fueron informados de que los empleados de la planta tienen abonados sus salarios al día, pero existe un importante riesgo de que la firma, actualmente en concurso de acreedores, declare la quiebre. Esto llevaría a que no se aplique el plan de contingencia necesario para asegurar el mantenimiento de la refinería, lo que generaría un importante riesgo ambiental, habida cuenta de la volatilidad de los elementos con los que se trabaja en el lugar y los diversos aspectos que deben cuidarse a diario, como el venteo de los gases.