La obra requerirá una inversión total de 19 millones de pesos realizada por el fideicomiso público.

La traza que une las dos ciudades más importantes de la provincia quedará iluminada por artefactos led de última generación. El reemplazo por las nuevas luces comenzó a fines del año pasado y ya se encuentran instalados 442 equipos que iluminan el puente sobre el río Salado, los accesos de Santo Tomé y acceso a Sauce Viejo hasta el peaje del kilómetro 141. También desde Rosario se cambió íntegramente el kilómetro cero y los peajes de San Lorenzo sur, centro y norte, más el troncal del kilómetro 22. La obra requerirá una inversión total de 19 millones de pesos realizada por el fideicomiso público del gobierno provincial denominado Vial Santa Fe.

En relación con esto, el administrador general de Vialidad provincial, Pablo Seghezzo, expresó que “la iluminación led, mejorará notablemente la visibilidad”, e indicó que “es otro paso para convertir esta traza en una vía moderna y segura”. Agregó que “la provincia está repavimentando 100 kilómetros de la traza, en dos frentes de obras que demandan una inversión de más de 750 millones”. “Por decisión del gobernador Miguel Lifschitz estamos transformando esta, una espina dorsal donde circula la producción de gran parte del país”, sostuvo.

El gerente de Vial Santa Fe, Luis Peresutti, destacó el trabajo articulado con el gobierno provincial en función de llevar adelante este tipo de obras y agregó que la misma “se realiza con recaudación del peaje lo cual pone de manifiesto la buena administración del fideicomiso público”.

Con el fin de mantener la transitabilidad, seguridad de los usuarios y servicios de mantenimiento de la autopista Rosario-Santa Fe en 2017 surgió Vial Santa Fe para administrar la traza a cargo del gobierno provincial. El organismo propone “fomentar el desarrollo económico y social de la región a través del manejo eficiente de los recursos que brinda la autovía, fiel a los preceptos fundantes del contrato público: administrar en función del interés ciudadano”.

Con una inversión de 266.754.859, la provincia inició hace meses las tareas de repavimentación de un tramo de 47 kilómetros del corredor con el fin de garantizar transitabilidad y optimizar la seguridad vial. En esta primera etapa se trabaja sobre un tramo desde la entrada de San Lorenzo hasta aproximadamente el ingreso a Maciel.

Para las tareas de repavimentación, se emplaza en Maciel una planta asfáltica italiana de última generación, la primera en su tipo en la Argentina, con una capacidad de producción de 200 toneladas de asfalto por hora. Simultáneamente, la maquinaria ya opera en el lugar y 40 trabajadores realizan trabajos previos a la colocación de la capa de rodamiento.