En Unión, todo indica que jugará Lebus por Aquino, pero viajó el uruguayo Diego Zabala, ya recuperado del desgarro sufrido en el clásico.

Seis puntos son los que separan a Unión de Banfield en este torneo, pero la sensación es que se trata de dos equipos muy parejos, que tienen figuras relevantes en todos los sectores de la cancha, sobre todo en el ataque. Observar una dupla Gamba-Soldano de un lado y la de Mouche-Cvitanich del otro, es suficiente para entender que la promesa de gol está latente. Y si se mira la tabla de posiciones, Unión se mantiene en clasificación para la Sudamericana pero apenas un punto por encima de Argentinos Juniors, pero a sólo tres de Godoy Cruz, que es el quinto (haciendo la salvedad de que al cierre de esta edición jugaba Racing con Patronato). Y Banfield, con 25 unidades y en el puesto 15, urgido de sumar para meterse nuevamente en una Copa internacional, es suficiente también para entender que la victoria es lo que buscarán ambos equipos.

Unión se viene revitalizando en estos últimos tiempos y el equipo ha mostrado signos vitales de crecimiento. Todo empezó en el clásico, después de tres partidos (Central, Arsenal y Estudiantes) en los cuales hubo un pronunciado bajón y malos resultados. Pero el clásico se empató y jugando, por momentos, mejor que el rival; luego llegó el encuentro ante San Lorenzo, en el que se acentuó esa mejoría y hace una semana, la gran victoria ante Temperley en Santa Fe, con el retorno al gol de los delanteros y un partido que se liquidó en sólo quince minutos.

La lesión de Zabala, primero, y la de Aquino después, fue complicándole el panorama a Madelón. De todos modos, la sorpresa es la inclusión de Zabala en la lista de los que viajaron a Buenos Aires. ¿Jugará Zabala?, es la gran pregunta. Todo indica que no, que iría al banco y sería Lebus el elegido para estar entre los once titulares. Pero habría que plantear la duda, ya que el uruguayo (que cumple 21 días de recuperación exactos), experimentó una fuerte mejoría y por eso fue incluido en la lista de los que esperan en capital el partido de este lunes a las 19, en el Florencio Sola.

Cuando se lesionó Zabala, las opciones y características de los jugadores elegidos por Madelón fueron cambiando. En un plantel corto como el que tiene Unión, apareció De Iriondo para jugar ante San Lorenzo en el Nuevo Gasómetro, corriéndose Mauro Pittón a la derecha. Ante Temperley, la elección apuntó a un volante de ataque como Aquino; después, cuando todo parecía indicar que iba a entrar el Droopy Gómez, Madelón se inclinó por una opción mixta como la de Santiago Lebus, que estuvo a punto de marcar un gol. Éste sería el elegido por Madelón para el duro partido en el Florencio Sola.

Banfield es un equipo trabajado, que en este año se ha dividido entre la Superliga y la Copa, más allá de la dura enfermedad por la que atraviesa Falcioni. Sus jugadores lo han reconocido varias veces. “Hay días que estamos entrenando a la mañana y se aparece en la parte final después de haber estado en el tratamiento”, dijeron en reiteradas oportunidades. Para este partido, no podrá contar con Bertolo, que se retiró con una molestia el día de la victoria ante Gimnasia. Mientras tanto, Arboleda ha evolucionado bien pero es duda, mientras que está confirmado el regreso de Kalinski, que no pudo jugar el último partido por estar suspendido.

En conclusión, un partido que, a priori, se presenta como muy parejo, con equipos que juegan muy parecido desde lo táctico y que adoptarán posturas ambiciosas en busca de un solo objetivo: ganar.

Hasta 2019

Una de las novedades surgidas en esta semana, fue la renovación del contrato de Jonathan Bottinelli, quien se quedará en Unión hasta junio del año que viene.

Varios 1 a 0 en Buenos Aires

Cinco victorias cosechó Unión jugando de visitante ante Banfield en Primera División y varias de ellas se materializaron por la mínima diferencia.

El primer éxito rojiblanco de visitante se dio en 1967 (en el Metropolitano), cuando Unión ganó con gol de Nogara (también lo hizo en Santa Fe, con tanto convertido por el Fantasma Ruiz).

Después, en 1978, la victoria rojiblanca fue por 1 a 0 con gol del inolvidable Arsenio Julio Ribeca. Ese día, Unión formó con Pumpido; Hugo López, Mazzoni, Merlo y Bottaniz; Pitarch, Telch y Ribeca; Arroyo, Giachello y Alí, dirigido por Reynaldo Volken.

Un tercer 1 a 0 en el Florencio Sola se dio en 2001 y con Madelón de entrenador de Unión (Luis Garisto era el de Banfield). El gol en ese partido lo hizo Tilger de penal y Unión formó con Nereo Fernández; Wernly, Ortiz, Vera y Cárdenas; Israilevich, San Martín, Norberto Fernández y Zapata; Emanuel Ruiz y Tilger.

La última victoria de Unión ante el Taladro se dio en Santa Fe. Fue en el torneo 2011-12, el equipo de Kudelka, que lo derrotó 1 a 0 con gol de Barrales.

Jugó en Unión en los 80…

¿Se acuerdan de Omar Píccoli?

Llegó a Unión junto a otros refuerzos que trajo la comisión directiva que, por entonces, presidía Rubén Caprio. Era juvenil en ese momento (1986) y venía de River. Omar Píccoli fue uno de los refuerzos, junto al arquero Vivalda, los defensores Pedro Monzón (subcampeón mundial en Italia 90) y el Plumero Gómez, más los volantes Espíndola y Dalla Líbera. Píccoli (en la foto observando el movimiento de sus jugadores), es el ayudante de campo de Falcioni.